Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior mantiene la alerta en Álava tras crecer el nivel de los embalses

El desbordamiento del Zadorra corta dos carreteras en Iruña de Oca

El repentino aumento del nivel de los embalses del Zadorra tras el último temporal de lluvia y nieve puso ayer en alerta de inundaciones a la provincia de Álava, mientras la situación se normalizaba en los otros dos territorios. Las fuertes precipitaciones y el deshielo han elevado también el caudal de algunos ríos. El Zadorra se desbordó en el término municipal de Iruña de Oca y el Oria estuvo a punto de rebasar su caudal en Lasarte. Para hoy se anuncia una mejoría del tiempo y ausencia de lluvias durante el día.

A mediados de enero, la escasez de preciupitaciones ponía en peligro el abastecimiento de agua en buena parte de Euskadi. Dos meses después, la situación se ha invertido tras el temporal de nieve y las fuertes lluvias de los últimos días. Los embalses estaban ayer cerca de alcanzar su máxima capacidad de almacenamiento y algunos ríos aumentaron de caudal hasta desbordarse.

La Dirección de Atención de Emergencias del Gobierno declaró en alerta de inundaciones la provincia de Álava, sobre todo en la cuenca del Zadorra, donde se encuentran los dos embalses que abastecen a Vitoria y a la mayoría de la población de Vizcaya. El Ayuntamiento de la capital alavesa calificó la situación como "preocupante" por el gran volumen de agua que ha entrado en los últimos días en dichos pantanos. Ayer se encontraban en conjunto al 83% de su capacidad, con 159,9 hectómetros cúbicos de agua almacenada, según fuentes municipales. El nivel se acerca peligrosamente al que obliga a desembalsar, situado entre 170 y 177 hectómetros cúbicos.

El nivel de los embalses del Zadorra ha subido muy rápidamente en apenas un solo día hasta los 159,9 hectómetros de ayer. La Confederación Hidrográfica del Ebro aseguró que los embalses cuentan aún con volumen suficiente antes de comenzar a desembalsar. No obstante, desde Urrunaga se comenzó a aliviar agua por la parte trasera del pantano y no por la cabecera, como se hace en casos de urgencia.

El gran caudal que llevaba el río Zadorra produjo un desbordamiento en Iruña de Oca, lo que obligó a cortar dos carreteras comarcales y a desviar el tráfico por el polígono industrial de Júndiz. Interior informó de que los mayores riesgos de inundaciones se localizaban en Álava, después de que el día anterior toda la atención se centrase las cuencas de los ríos Cadagua y Arratia, ambos en Vizcaya. En esta provincia se produjeron el viernes desbordamientos de menor entidad en Alonsotegi y Sodupe. Ayer, en cambio, no hubo peligro de riadas. En Guipúzcoa, la situación más delicada se produjo en el río de Oria a la altura de la localidad de Lasarte, aunque el agua no llegó a rebasar su cauce. Tras normalizarse la situación por la tarde, Interior dio por finalizado el riesgo de inundaciones en Guipúzcoa.

Ante la posibilidad de inundaciones Interior recomienda no atravesar a pie o en coche zonas inundadas, alejarse de los canales, lechos y orillas de los ríos, torrenteras, terrenos bajos y puentes para no ser sorprendidos por una riada. La previsión meteorológica anuncia una mejoría para hoy. No se esperan lluvias durante el día, salvo a última hora en Vizcaya y Guipúzcoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de marzo de 2007