Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los coches más limpios del mercado

En España se venden ya modelos que consumen menos de cinco litros de media y cumplen el límite de emisiones que prepara la UE para 2012: entre 120 y 130 g/km de CO2. Dos son coches híbridos, y el resto, versiones turbodiésel de potencias medias y bajas. Un informe con los coches que menos gastan y un ganador absoluto: el nuevo Smart CDi.

Peso, aerodinámica y eficiencia del motor son los tres factores decisivos en el consumo de un automóvil. El nuevo Smart CDi no tiene una línea eficiente para cortar el aire, pero su ligereza (menos de 800 kilos) y el pequeño motor, 0.8 turbodiésel de tres cilindros y 45 CV, compensan este detalle y permiten obtener consumos récord: 3,3 litros de gasóleo cada 100 kilómetros y sólo 88 g/km de CO2. Es el modelo más austero del mercado español, pero tiene sólo dos plazas y no es apropiado para viajar ni para el uso familiar.

El Smart CDi (desde 11.250 euros) cumple ya el límite de emisiones que propone la UE para 2012: entre 120 y 130 g/km de CO2. Pero se ve favorecido por su ajustado tamaño, como todos los coches de ciudad y muchos utilitarios. La situación cambia en los familiares compactos y en las berlinas medias, y se complica mucho en los monovo-lúmenes y todoterrenos, más grandes, pesados y menos aerodinámicos. En estas últimas categorías cuesta encontrar modelos que cumplan la futura norma, y entre los que lo hacen, ninguno es de gasolina: sólo turbodiésel o híbridos.

Si los planes de la UE prosperan, las marcas europeas de prestigio, como Porsche, Mercedes, Audi, BMW y otras, pueden tener problemas serios. Su salvación depende de que el límite de emisiones no se aplique a cada modelo, sino a la media de la gama de cada fabricante, lo que permitiría seguir vendiendo coches grandes y potentes siempre que sus mayores emisiones se compensaran con las de otros más pequeños.

Los biocarburantes, y sobre todo los coches híbridos de gasóleo (ahora sólo hay de gasolina), son soluciones muy prometedoras a corto plazo. Peugeot y Citroën ensayan ya prototipos de los 307 y C4 que combinan un motor 1.6 turbodiésel de 90 CV y otro eléctrico. Gastan 3,4 litros y emiten 90 g/km, y su comercialización se ha adelantado a 2009 con un sobreprecio de unos 2.000 euros frente a un turbodiésel normal. Las tecnologías están casi listas, pero el desafío es lograr la aceptación de los compradores para que paguen más por coches que corren y contaminan menos. Y será muy difícil sin incentivos fiscales.

LOS HÍBRIDOS

EL TOYOTA Prius (en la foto) es el híbrido más eficiente del mercado español (desde 26.000 euros). Combina un motor 1.5 de gasolina y otro eléctrico, y es la berlina media con menor consumo y emisiones de CO2: 4,3 litros y 104 g/km. Suma 112 CV y alcanza 170 km/h. Le sigue de cerca otro híbrido de tamaño equivalente, el Honda Civic Hybrid (a partir de 24.500 euros), que lleva un propulsor 1.3 de gasolina y otro eléctrico. Tiene 115 CV y llega a 185 km/h., aunque su rendimiento es ligeramente menos limpio que el del Prius: 4,6 litros y 109 g/km.

CIUDADANOS

PEUGEOT 107

Toyota Aygo, Citroën C1 y Peugeot 107. Tres coches gemelos con la misma mecánica y tarifas desde 7.790 euros. Con el motor 1.4 HDi turbodiésel de 55 CV, los tres ofrecen un excelente consumo medio de 4,1 litros y unas emisiones de 109 g/km de CO2. El Citroën C2 1.4 HDi de 70 CV también gasta 4,1 litros.

FIAT PANDA

El urbanita italiano consigue el segundo escalón en el podio ecológico. La versión 1.3 JTD turbodiésel de 70 CV (a partir de 11.375 euros) tiene un consumo medio de 4,3 litros y unas emisiones de 114 g/km. Otro ciudadano muy eficiente es el Kia Picanto 1.1 CRDi de 75 CV, que gasta 4,4 litros y emite 116 g/km.

UTILITARIOS

CITROËN C3

Gran resultado para el C3, que en su versión 1.4 HDi turbodiésel de 70 CV con cambio secuencial Sensodrive logra igualar al Panda, a pesar de su mayor tamaño y peso. Consume 4,3 litros de promedio y tiene unas emisiones de CO2 de 113 g/km. Es el utilitario que menos gasta. Se vende a partir de 13.685 euros.

FORD FIESTA

Muy disputada la segunda plaza entre los utilitarios, con tres coches empatados en consumo: Renault Clio 1.5 dCi 86 CV, VW Polo 1.4 TDi 80 CV y Ford Fiesta 1.6 TDCi 90 CV. Todos gastan 4,4 litros, pero el Fiesta se impone por la mínima porque emite 116 g/km de CO2 (los otros, 117 y 119). El precio, desde 15.125 euros.

FAMILIARES COMPACTOS

RENAULT MÉGANE

La versión 1.5 dCi turbodiésel de 105 CV (desde 18.400 euros) gasta 4,5 litros y sitúa al Mégane como el familiar compacto con menor consumo medio. Las emisiones de CO2 son de 124 g./km. El Citroën C4 1.6 HDi 110, con cambio secuencial CMP, empata y se queda también en 4,5 litros.

BMW 118D

Gracias a una completa batería de mejoras técnicas, como el sistema Start&stop, que apaga el motor en los atascos, el nuevo 118d (desde 25.100 euros) gasta un litro menos que antes. Ahora rinde 143 CV, pero consume sólo 4,7 litros y tiene unas emisiones de 123 g./km de C02. Medalla de plata.

BERLINAS MEDIAS

VOLVO S40

El ajustado tamaño de esta berlina (4,4 metros de largo) y su brillante motor 1.6D de 110 CV forman el conjunto más eficiente entre estos coches: sólo 4,9 litros de consumo medio y 129 g./km de CO2. Se vende desde 24.350 euros y consigue el primer puesto en emisiones de su categoría, sólo por detrás del Prius y el Civic Hybrid.

SKODA OCTAVIA

A pesar de su mayor tamaño (4,5 metros) y superior cilindrada (1.9 TDi), el Octavia se acerca mucho al Volvo y consigue el segundo puesto, con un consumo medio de 5,0 litros. Las emisiones de CO2, en cambio, suben a 135 g./km. Disponible a partir de 19.350 euros. El Seat Toledo 1.9 TDi queda tercero, con 5,4 litros.

MONOVOLÚMENES Y TODOTERRENOS

FORD FOCUS C-MAX

El C-Max es el monovolumen más frugal, con un gasto medio de 4,8 litros y unas emisiones de CO2 de 127 g./km. El motor 1.6 TDCi de 90 CV es el que logra este resultado. A partir de 20.290 euros. En un escalón inferior en tamaño está el Renault Modus 1.5 dCi de 70 CV, que tiene un consumo medio de 4,7 litros.

SUZUKI JIMNY

Menos peso, menos consumo. El Jimny (desde 15.595 euros) es uno de los 4×4 más pequeños y ligeros, y esta característica, junto con el motor 1.5 DDiS de 86 CV, da como resultado un gasto de 6,1 litros, el mejor entre los todoterrenos. Las emisiones son de 162 g./km. Le sigue el Toyota Rav4 2.2 D-4D de 136 CV, con 6,6 litros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007

Más información