Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los combates en la capital de Congo causan 60 muertos en dos días

Las fuerzas gubernamentales se enfrentan a las milicias del líder de la oposición

Los enfrentamientos entre el Ejército y las milicias del opositor Jean-Pierre Bemba dejaron ayer más de 60 muertos en Kinshasa, la capital de la República Democrática de Congo (RDC). Desde el Gobierno del presidente Joseph Kabila se acusó a Bemba de cometer traición por emplear a su Ejército particular con fines políticos. El líder opositor negó las acusaciones y afirmó que su casa había sido atacada en cuatro ocasiones. "Quieren matarme", dijo Bemba. La ONU tiene desplegados 17.000 cascos azules en el país africano.

Las calles de Kinshasa registraron ayer nuevos combates tras la sangrienta jornada del jueves, cuando comenzaron los enfrentamientos armados entre la milicia del opositor Bemba y el Ejército congoleño. El balance de muertos de los dos días es de al menos 60. A última hora de ayer, las fuerzas gubernamentales, sin embargo, aseguraron que la situación en la capital estaba bajo control.

El Gobierno de Congo ha ordenado la detención de Bemba, ex vicepresidente y actual senador del país africano, por haber empleado su milicia contra el Ejército cuando éste intentó desarmarla. "Bemba ha cometido traición al usar a sus seguidores para sus objetivos", dijo ayer el portavoz gubernamental Toussaint Tshilombo.

La batalla comenzó cuando el Gobierno de Joseph Kabila dio el jueves un ultimátum a la guardia personal de Bemba, de unos 300 efectivos, para que se integrara en el Ejército de Congo. Según el acuerdo firmado entre Kabila y Bemba previo a las elecciones del pasado octubre, el vencedor tenía que garantizar la seguridad del perdedor. Kabila (que se impuso con el 58% de los votos contra el 42% de Bemba) asignó 15 uniformados para la protección del líder opositor. El número resultó insuficiente para los soldados fieles al ex vicepresidente y se negaron a dejar las armas.

"Soy la víctima del ataque. Quieren taparle la boca a la oposición", dijo Bemba, quien afirmó encontrarse en un lugar seguro que no quiso desvelar. Tras explicar que ya no controlaba a sus tropas hizo un llamamiento a la calma y a las negociaciones entre el Gobierno y oposición. Sin embargo, el Ejecutivo se afirmó que desde la elección democrática del actual Gabinete no había motivos para entablar nuevas conversaciones.

El embajador de España en la RCD, Miguel Fernández Palacios, no descartó ayer la repatriación de los españoles en el país africano. "Podríamos tener un avión previsto, pero no hay forma de llegar al aeropuerto", afirmó ayer Fernández Palacios.

Embajada española

El jueves un proyectil impactó en un muro de la Embajada obligando la evacuación, por parte de cascos azules uruguayos, de los 21 españoles que se encontraban en el edificio. El embajador detalló que hay unos 150 españoles en Kinshasa, en su mayoría religiosos y 325 "localizados y controlados" en todo el país.

En la RDC hay unos 17.000 cascos azules de la Misión de Naciones Unidas para Congo, la misión con mayor número de soldados en el mundo. En estas últimas 48 horas, los militares de la ONU evacuaron a más de 450 civiles de las zonas donde se registraron los principales combates. Además de los enfrentamientos armados, se registraron actos de pillaje en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007