Los escándalos urbanísticos

CC y el PP se alían para exculparse del escándalo de la 'trama eólica' de corrupción en Canarias

Santa Cruz de Tenerife

Una alianza de última hora entre Coalición Canaria y el Partido Popular (socios en el Gobierno autónomo hasta 2005) en la comisión de investigación por la trama eólica de corrupción en Canarias ha derivado parte de las responsabilidades hacia destacados militantes socialistas, como José Francisco Henríquez, ex consejero de Política Territorial del Gobierno canario. El PSOE consideró que la maniobra desacredita la comisión, ya que el juez archivó la causa contra Henríquez y la mantiene contra el popular Celso Perdomo. Además, nacionalistas y populares aprobarán en el último pleno de la legislatura cuatro licencias urbanísticas para grandes hoteles.

La trama eólica es una supuesta cadena de favores desde los despachos de la Consejería de Industria a empresarios vinculados al PP, cuando al mando de ésta estaba Luis Soria, hermano del presidente de los populares canarios. El fin del entramado era supuestamente cobrar comisiones por las concesiones de parques eólicos.

Conclusiones de la comisión

La comisión parlamentaria de investigación ha terminado y, aunque sus conclusiones se presentarán el próximo lunes, coinciden con la postura mantenida por Coalición Canaria, a la que se añaden aportaciones del PP. Según anunciaron los portavoces de ambos partidos, la responsabilidad de esta trama se centra en el entonces director general de Industria, Celso Perdomo (del PP), y en el ingeniero José Francisco Henríquez, ex consejero de Política Territorial del Gobierno canario y destacado militante socialista. Estos dos políticos aparecen como los urdidores de la supuesta trama, a pesar de que el juez archivó la causa contra Henríquez, pero mantiene la imputación contra Perdomo por prevaricación, revelación de información, tráfico de influencias, malversación de dinero público y cohecho, junto a otros seis encausados.

El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autónomo, Francisco Hernández Spínola, calificó esta doble jugada como "la degradación de la credibilidad" de la Cámara y reconoció la "vergüenza" y descrédito del Parlamento. "El caso eólico es un asunto de libro que afecta políticamente a los Soria", añadió Spínola, para quien lo ocurrido ayer sólo persigue "tapar la corrupción".

Nacionalistas y populares protagonizaron otra sorpresa al solicitar la convocatoria este lunes, fuera del calendario previsto, de la Comisión de Ordenación del Territorio, en la que esta mayoría informará favorablemente la calificación de "interés general" para cuatro proyectos inmobiliarios que suponen 5.496 plazas turísticas de lujo.

La moratoria turística vigente desde hace cuatro años impide la concesión de una sola licencia más si no es bajo esta calificación del Parlamento. El expediente se discutirá en el último pleno de la presente legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50