Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal trata de dejar atado el planeamiento de Tarragona pese a no tener mayoría

El equipo de gobierno de Tarragona, integrado por CiU y PP, tratará de aprobar en el pleno del 15 de abril el Plan de Ordenación Urbana Municipal (POUM), el documento que debe fijar el crecimiento urbanístico para los próximos años. Así lo comunicó al resto de los grupos el alcalde, Joan Miquel Nadal (CiU). CiU y PP cuentan con 11 concejales sobre 27, y sólo tienen asegurados los votos de los dos ex concejales populares que en diciembre se dieron de baja del PP e ingresaron en el grupo mixto.

PSC, ERC e ICV, con 13 ediles, reclamaron ayer más tiempo para estudiar un extenso documento que todavía no tienen completo. Los tres partidos se encuentran próximos al voto negativo. Ante este empate a 13, la llave la tiene el ex concejal convergente Agustí Mallol, que tenía la cartera de Medio Ambiente desde que Nadal ganó en 1991 sus primeras elecciones. Mallol ya ha dado públicamente su apoyo a la candidatura socialista y su voto será contrario o se abstendrá.

Sea como sea, la aprobación del POUM no sería definitiva, puesto que el texto deberá pasar por el filtro de la Generalitat, primero, y de futuro Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 2007