Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La provincia de Lleida tendrá itinerarios para visitar los lugares de la Guerra Civil

La provincia de Lleida tendrá un mapa con diversos itinerarios que permitirán visitar los vestigios y lugares más emblemáticos de la Guerra Civil. Uno de los objetivos de esta iniciativa que impulsan la Generalitat, a través de la Dirección General de la Memoria Democrática, y la Universidad de Lleida (UdL) es recuperar la memoria histórica y convertir los espacios bélicos en espacios de paz.

Los primeros puntos de señalización del circuito que recorrerá los espacios más significativos de la Guerra Civil en Lleida, así como de la represión y lucha antifranquistas, se instalarán este verano. La Generalitat está preparando un modelo de señalización unificado que se aplicará en todos los proyectos similares existentes en otros puntos de Cataluña.

En el ámbito de este plan piloto de localización de vestigios de la Guerra Civil se ha incluido en el circuito el puente de Seròs -inicio del recorrido-, la ciudad de Lleida, Balaguer, diversos búnkeres y trincheras de las comarcas del Pallars Jussà y Pallars Sobirà, donde destaca el Museo de la Paz de Sort, y otros restos de la retaguardia de la Segarra y el Solsonès. Hasta ahora ya se ha completado un 60 % del censo de espacios, personas, monumentos, fosas y símbolos de ese periodo histórico en 231 municipios leridanos.

Reflexión sobre la guerra

En una segunda fase del proyecto se incluirán testimonios registrados en vídeo. "Queremos invitar a los jóvenes a reflexionar sobre la destrucción que comporta una guerra", señaló ayer Conxita Mir, directora del plan y catedrática de la Universidad de Lleida. Por su parte, el consejero de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, destacó que los espacios de guerra "no se han de destruir ni enterrar, sino que los tenemos que convertir en espacios de paz, y señalizándolos estamos diciendo que aquello no ha de pasar nunca más".

Joan Saura señaló que este plan de señalización de vestigios y espacios bélicos ha de constituir un ejemplo de la política que quiere seguir la Generalitat en esta materia, principalmente "de conmemoración y reivindicación de los valores democráticos, de investigación, conservación y difusión de los espacios más significativos desde el punto de vista de la memoria histórica". El consejero añadió que confía en que la Generalitat apruebe antes del verano la Ley del Memorial Democrático y en otoño una ley de dignificación de las fosas comunes.

La Administración catalana abrirá el próximo mes de septiembre una convocatoria de ayudas de carácter plurianual dirigida a ayuntamientos y consejos comarcales con el fin de acometer nuevos proyectos de señalización y dignificación de los vestigios de la memoria histórica en Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 2007