14.000 empleados del Sergas inician paros en hospitales y ambulatorios

Otra protesta de los trabajadores del Sergas amenaza con paralizar el sistema sanitario gallego. 14.000 empleados que no son ni médicos ni enfermeros han sido llamados a movilizarse a partir de mañana para reclamar mejoras laborales. La Consellería de Sanidade consiguió parar la huelga promovida hace semanas por los facultativos interinos de los hospitales, pero esta vez su intento de repetir el logro parece condenado al fracaso.

Los sindicatos han convocado paros de dos horas para los días 15, 22 y 23 de marzo que se realizarán en hospitales, ambulatorios y centros de especialidades entre las 8 y las 10 de la mañana. Para el 29 de este mes está fijada una huelga de 24 horas, a la que están llamados todos los trabajadores administrativos y titulados de Formación Profesional que ejercen en la sanidad pública, incluidos celadores, auxiliares de enfermería y empleados de cocina. La última oferta realizada ayer por la consellería para intentar evitar las movilizaciones no ha convencido a los representantes sindicales.

Marisa Mosquera, portavoz de UGT, considera "decepcionante" la actitud de Sanidade, mientras que Xan Cons, de la CIG, no ve "razones" para desconvocar las protestas. José Francisco Méndez, de CSI-CSIF, valora "muy positivamente" el esfuerzo de la consellería por mejorar su oferta pero la cree "insuficiente" para suspender las movilizaciones.

Subidas por antigüedad

El origen del conflicto está en la negociación de las subidas de sueldo por antigüedad, de las que ya disfrutan los médicos y enfermeros del Sergas. Sanidade quiere que, en el caso de celadores, administrativos y auxiliares de enfermería, el número de años necesarios para recibir un aumento salarial sea mayor cuanto más baja sea la categoría profesional del trabajador, una propuesta que disgusta a todos los sindicatos. "Todos trabajamos en la misma empresa", argumenta Marisa Mosquera, contraria a estas diferenciaciones.

Sanidade sostiene que su última propuesta sobre las subidas salariales por antigüedad sitúa a los trabajadores gallegos del Sergas en la "media de remuneración de los servicios de salud de España". La consellería insiste en que se ha producido un "acercamiento de posturas" y pide a los sindicatos que desconvoquen las movilizaciones porque "pueden llegar a causar perjuicios asistenciales a la población y no favorecen que la propia negociación pueda culminar con éxito en un breve plazo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los sindicatos se reunirán hoy para analizar esta última oferta de Sanidade, aunque los portavoces de la mayoría de las centrales ya han adelantado que no están dispuestos a suspender las movilizaciones por lo "insuficiente" de la propuesta. La consellería se muestra dispuesta a seguir la negociación con los trabajadores y subraya su "voluntad de diálogo".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS