Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal aplaza un juicio hasta decidir si Vera debe estar en el banquillo

El ex secretario de Estado de Seguridad ya fue juzgado por el 'caso fondos reservados'

La Audiencia de Madrid aplazó ayer hasta el 29 de marzo el juicio del llamado caso maletines para resolver mediante un auto si Rafael Vera, ex secretario de Estado de Seguridad, debe o no sentarse en el banquillo en este proceso. Se trata de unas diligencias desgajadas del sumario matriz del caso Marey sobre supuestos pagos en Suiza con fondos reservados a las esposas de los ex policías Amedo y Domínguez.

La Audiencia también debe resolver si cabe celebrar un juicio cuya piedra angular, como sostienen las defensas, es la supuesta entrega de un dinero que forma parte de una materia secreta no desclasificada por el Gobierno.

Vera ya fue condenado por el caso fondos reservados, por lo que su defensa sostiene que se trata de un asunto juzgado y que concurre el principio non bis in idem (nadie puede ser juzgado dos veces por los mismos hechos). Su abogado, Manuel Cobo del Rosal, puso como ejemplo de la improcedencia de volver a juzgarle el robo de un collar de perlas. "El delito en sí sería el robo del collar. Pero el autor del robo no respondería por separado del destino dado a cada perla". El fiscal Anticorrupción señaló que, en todo caso, sería a la hora de ejecutar una eventual nueva pena cuando se analice si concurre o no ese principio.

Los hechos que ve el tribunal ahora ocurrieron hace 17 años. El sumario estuvo semiolvidado durante muchos años en las estanterías de la Audiencia Nacional. Es un juicio extraño - "un híbrido", como lo calificó una de las defensas- por cuanto en el banquillo también se sientan Amedo, Domínguez y sus respectivas esposas en calidad de inculpados, pero sólo a efectos de atender una posible responsabilidad civil. En Suiza hay una cuenta bloqueada con 1,2 millones de euros a nombre de las esposas de los ex policías.

En el banquillo también se sientan Juan de Justo, ex secretario de Vera, y los miembros de las fuerzas de seguridad Aníbal Machín y Félix Hernando. El fiscal atribuye a ambos haber viajado a Suiza para hacer una entrega de dinero siguiendo instrucciones de Vera. En el caso fondos reservados, De Justo fue citado como testigo al entender entonces el fiscal que, como secretario, carecía de capacidad para usar por su cuenta fondos reservados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2007