Reportaje:

Los 'brokers on line' miman al inversor

Los intermediadores presentan una amplia gama de ofertas a los clientes particulares

Una Bolsa claramente alcista y una tecnología cada vez más rápida están invitando a cada vez más particulares a comprar y vender acciones. Algunos lo hacen por su cuenta, y gran parte a través de Internet. Los brokers on line lo saben y multiplican sus ofertas: desde la entrega de efectivo (directamente en cuenta o vía reducción de comisiones), pasando por operaciones gratuitas, disponibilidad para consultar informes, participación en sorteos...

Los 'brokers' ofrecen rendimientos de hasta el 10% TAE por traspasos superiores a 6.000 euros o regalan dinero en comisiones futuras

Los inversores particulares que apuestan por el mercado de valores español tienen hoy por hoy a su alcance más de una docena de brokers on line dispuestos a mimarles si quieren entrar en el complicado mundo bursátil. Todos ellos les ofrecen rapidez, información puntual, asesoramiento, informes y, desde su punto de vista, las comisiones por operaciones más baratas.

Para convencerles de las ventajas de canalizar sus operaciones a través de ellos, los brokers no dudan en entregar efectivo (rendimientos de hasta el 10% TAE por traspasos superiores a 6.000 euros), regalar dinero en comisiones futuras (desde 100 euros y hasta 600 euros), ofrecer operaciones gratuitas (en valores concretos o hasta un número máximo), suprimir los gastos siempre que, por ejemplo, se domicilie la nómina, eliminar las comisiones de custodia (ésta es la práctica de moda en los últimos meses) e incluso acabar con los gastos asociados al cobro de dividendos, compra de derechos de suscripción, ampliaciones de capital, por primas de asistencia ajuntas...

A pesar de todo, lo que se deduce tras analizar las diferentes ofertas en su conjunto (es importante señalar que, en general, operar en Bolsa nacional a través de Internet con estos intermediarios es más barato que hacerlo directamente en las oficinas bancarias o incluso por vía telefónica) es que no existe en términos absolutos el broker on line más barato. ¿La razón? No todos los inversores realizan ni el mismo número de operaciones al año -unos son muy dinámicos, mientras que otros utilizan ocasionalmente este sistema-, ni del mismo tipo -hay quienes prefieren la operativa intradía (comprar y vender en una misma sesión), mientras que otros mantienen sus posiciones más a medio plazo y también los hay que optan por dar órdenes con el precio cerrado y otros tan sólo limitado-, ni por el mismo importe.

Sobre esta última cuestión, la de las comisiones, las entidades marcan distancias. En general, si el importe de las transacciones es elevado se opta por el sistema del porcentaje sobre el efectivo, mientras para las operaciones pequeñas se establece una comisión fija, que puede variar, según el tipo de operación, entre 1,5 y 12 euros. La necesidad de disfrutar más o menos de servicios adicionales (informes, asesoramiento, cotizaciones en tiempo real, posiciones para ver la marcha del valor...) es también un factor a tener en cuenta: puede convenir o no suscribir cuentas con un coste mensual asociado cuando incorporan prestaciones de este tipo.

La rapidez a la que se pueden llevar a cabo las operaciones junto con la confianza y la seguridad que pueda ofrecer el intermediario financiero son los otros factores a valorar por parte de los inversores a la hora de elegir broker on line.

Los responsables de estas firmas prevén aumentar el número de sus clientes anuales a ritmos superiores al 25%; incluso alguna firma internacional se atreve a aventurar que las cifras de inversores españoles por Internet prácticamente se duplicará en los próximos cinco años, hasta superar los 700.000. Además, según sus previsiones, hasta dos millones de personas utilizarán la Red como su medio principal para obtener información bursátil.

La pelea en el mercado exterior

La competencia entre entidades no sólo llega a las operaciones sobre acciones del mercado nacional, donde no hay que olvidar que las bolsas y el sistema de compensación y liquidación de valores cargan unos cánones por operación y liquidación que varían en función de su importe. Son siempre las mismas, independientemente del intermediario del mercado que el particular elija, y oscilan entre 1,1 euros y 13,4 euros.En las operaciones con acciones internacionales también hay ofertas. Es el caso, por ejemplo, de Activo Bank. Si se contrata el servicio Activo Trader, la comisión por operaciones internacionales queda fijada en el 0,2% sobre el efectivo. En Uno-e establecen un precio fijo de 18 euros. En Self Trade se oferta un precio de 19,95 euros para las operaciones sobre cualquier valor americano, sin aplicar ningún gasto adicional por parte de otro intermediario. En Banesto Broker, la compraventa de renta variable en los principales mercados extranjeros se paga (corretajes incluidos) a 24 euros para importes inferiores a 50.000 euros y el 0,1% cuando éstos se superan. Los futuros también han entrado en el juego de las ofertas. Así, Interdin Futuros regala 100 euros en comisiones a quienes contraten su cuenta a través de abcbolsa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50