Socialistas y populares cruzan reproches sobre la eficacia de los medios de extinción de incendios

Los incendios volvieron a marcar ayer la agenda de los servicios de emergencia. Castellón registró un nuevo incendio forestal en Ribesalbes que, al cierre de esta edición, aún no había sido controlado. La orografía del terreno dificultó el acceso por tierra, con lo que el Centre de Coordinació d'Emergències movilizó hasta cinco medios aéreos. El viento volvió a soplar ayer en Castellón aunque con menor intensidad. Aún así, las ráfagas de más de 50 kilómetros por hora favorecieron la proliferación de las llamas. Por su parte, los incendios declarados el miércoles se han dado por controlados pero aún no están extinguidos, con lo que los medios terrestres se mantienen en cada uno de los puntos atacados por el fuego, refrescando las áreas afectadas. Un total de 83 personas, miembros de las brigadas contra incendios y del consorcio provincial de Bomberos de Castellón permanecieron durante la noche de ayer en los distintos incendios para evitar rebrotes. En cualquier caso, la Generalitat mantuvo la preemergencia nivel 3 ante el riesgo de incendios forestales en Castellón, mientras que para Alicante y Valencia el nivel fue de bajo/medio.

Precisamente en Alicante, en la población de L'Orxa se registró un incendio en la cuneta de la CV-701 en dirección a Beniarrés que al cierre de esta edición afectaba a una zona de matorral y monte bajo.

La política de prevención y extinción de incendios del Consell provocó ayer un cruce de reproches entre el PSPV y el PP. El secretario de Medio Ambiente, Agua y Agricultura del PSPV-PSOE, Francesc Signes, mantuvo que la imposibilidad de que los medios aéreos salieran a participar en la extinción ha evidenciado la "falta de una dotación suficiente de personal para la extinción de incendios forestales". También criticó que "la Generalitat invierta sólo en lo que resulta vistoso, olvidando lo que es más útil y necesario, como los recursos para la extinción de incendios".

Por su parte, el responsable del área de Medio Ambiente del PP, Vicent Aparici, mantuvo que la Comunidad Valenciana se sitúa a la cabeza de España en número de efectivos de prevención y extinción de incendios forestales operativos durante todo el año. Aparici acusó al PSPV de utilizar los incendios como "arma arrojadiza" y calificó a los socialistas de "oportunistas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción