Seis parques de Barcelona que han sido rehabilitados se reabrirán en la precampaña

Varios jardines de la ciudad vuelven a abrir sus puertas en la recta final del mandato

Los letreros lo dejan claro. El parque del Escorxador tenía que estar listo en enero pasado y más de la mitad es impracticable. En el de la primavera, en la ladera de Montjuïc que da al Poblesec, el estado de los trabajos desmiente que esté terminado este mes, que es lo que pone el cartel. No son los únicos. Hay cuatro parques más que se han sometido a rehabilitación durante este mandato que exceden del calendario de fin de obra previsto. Algo que en esta ocasión coincide con la precampaña electoral. En uno de ellos, el Costa Llobera, de Montjuïc, se han producido hundimientos de tierra.

Unos problemas del subsuelo que fueron observados por brigadas de Parques y Jardines esta misma semana. Un portavoz de esa empresa municipal señaló que se están realizando más estudios del subsuelo y que se seguirá trabajando. Por ello, añadió, el acceso al parque no será libre, sino con visitas guiadas que realizará una entidad colaboradora de Parques para que la zona esté controlada.

En el caso del retraso del Escorxador, Parques y Jardines argumenta que primero se tenía que hacer la obra de la cobertura del aparcamiento y del polideportivo -lo que hace otra empresa municipal, Barcelona de Serveis Municipals (BSM)- y que ésta no ha terminado.

Además del Costa Llobera y el Escorxador, otros parques que han sido rehabilitados y cuya apertura se está retrasando son el de la Pegaso -el fin de obra era el mes pasado-, el del Palau de Pedralbes -en enero- y el del Turó de la Peira, cuyo fin de obra estaba fijado para febrero y se abrirá el último domingo de marzo.

Otro que difícilmente puede estar acabado en fecha es el del parque de la Primavera, que realiza Barcelona de Serveis Municipals (BSM), ya que las máquinas todavía están realizando los bancales al tratarse de una ladera de la montaña de Montjuïc muy escarpada.

Que hay prisas por acabar los trabajos y abrir los parques -algunos llevan más de un año en rehabilitación- lo saben bien las brigadas de parques y jardines que son concentradas en los parques de la Pegaso y el Turó de la Peira para poner en solfa toda la zona.

Desde el comité de empresa se quejan precisamente de que muchos de esos trabajos se externalizan y no se hacen bien. "Claro que se nota que llegan las elecciones", dice, con cierta sorna, un miembro de Comisiones Obreras.

Este mandato se han realizado obras de reforma importantes en otros parques de la ciudad, como el de Mossèn Cinto, el de la Ciutadella, el parque Güell y el del Guinardó, la mayor parte de ellos reabiertos a lo largo del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de marzo de 2007.