Controversia política por el 'caso De Juana'

De Juana sufre riesgo de "fallo cardiaco"

Los últimos partes médicos del hospital Donostia detallan los problemas de salud del etarra

Los últimos partes médicos del etarra Iñaki de Juana Chaos, ingresado en el hospital Donostia de San Sebastián desde que el Gobierno decidió aplicarle el pasado 1 de marzo prisión atenuada, revelan que el estado de salud del sanguinario etarra sigue siendo grave.

El informe médico emitido el 3 de marzo por el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza sobre De Juana, internado en el hospital Donostia desde dos días antes, señalaba lo siguiente: "[El paciente] no ha entrado en fallo cardiaco, pero existe esa posibilidad por bajo gasto más soplo sistólico". Bajo gasto significa que su corazón no funciona adecuadamente, lo que es frecuente en pacientes anémicos, según fuentes sanitarias. Estos medios añaden que su estado sigue siendo "grave", fruto de los 115 días que estuvo en huelga de hambre. Sus riñones también están castigados, aunque los indicios apunta a una mejoría.

Más información

El último informe médico del etarra, referido al pasado martes 6 de marzo, describe, entre otras cosas: "Se sigue palpando masa abdominal en relación a la fecaloma y soplo audible en foco mistral". Las citadas fuentes médicas explican que su vuelta, el pasado día 1, a la alimentación puede ser la causa de la masa abdominal de fecaloma (acumulación de bolas fecales) en los intestinos por deficiente digestión. Además, sigue teniendo un soplo sistólico en una de las válvulas del corazón. El juez Castro ha pedido al hospital Donostia de San Sebastián, según fuentes sanitarias, que le mantenga informado de la evolución del preso.

De Juana ha cumplido ya más de la mitad de la condena -tres años de prisión por un delito de amenazas en concurso con otro de enaltecimiento del terrorismo- . La prisión atenuada implica que si recibe el alta, seguirá en su domicilio, bajo vigilancia policial. Sólo podrá salir a la calle con autorización de Instituciones Penitenciarias.

Su deteriorado estado, según fuentes médicas, obedece a la prolongada huelga de hambre que ha mantenido. El pasado 28 de noviembre, los médicos le diagnosticaron una sensible bajada de potasio, lo que fuentes médicas relacionan ahora con sus problemas cardiacos. Este puede ser el origen del problema del "bajo gasto" que padece en la actualidad su corazón.

En los días previos a que el juez de vigilancia José Luis Castro validase la propuesta del Ministerio del Interior para suavizar su régimen carcelario, el pronóstico médico, referido al pasado 23 de enero, indicaba la posibilidad de que el interno sufriese "una muerte súbita" o, si volvía a comer, le quedasen "graves secuelas". El último parte médico emitido por el hospital 12 de Octubre antes de la decisión del Gobierno señalaba: "Es tal el proceso de deterioro físico

que puede conducir a su muerte o a secuelas irreparables".

El Partido Popular ha cuestionado en los últimos días que De Juana padeciera problemas graves de salud, ha sugerido que se alimentaba durante su huelga de hambre y que incluso mantuvo relaciones sexuales con su compañera sentimental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50