Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'boom' del ladrillo duplica la presencia de españoles entre los más ricos del mundo

De los 20 que figuran en la lista de 'Forbes', 11 pertenecen al sector inmobiliario

El mundo empresarial español cuenta con 20 multimillonarios en el listado anual que publica la revista Forbes. Son el doble que en la pasada edición y acumulan una fortuna de 88.400 millones de dólares (67.500 millones de euros). Este salto se explica por la efervescencia que se vive en España en el sector inmobiliario y de la construcción, con 11 representantes entre las 946 personas más ricas del mundo. Pero la publicación neoyorquina duda de que esta situación sea sostenible y advierte de la volatilidad de varias de las principales fortunas españolas por su vinculación al mercado inmobiliario.

De los diez nuevos integrantes españoles de la lista, ocho están relacionados con la construcción o actividades inmobiliarias. Son, como dice Forbes, "los señores del ladrillo", que acumulan 25.000 millones de dólares (19.011 millones de euros), según los cálculos de la publicación. Entre los recién llegados a la lista de las mayores fortunas se incluyen algunas de fulgurante creación, al calor del boom inmobiliario y el tirón de estos valores en Bolsa. Es el caso de Enrique Bañuelos, presidente de Astroc (puesto 95) o Luis Portillo, máximo responsable del grupo Inmocaral (237), las dos incorporaciones españolas que han alcanzado puestos más altos en la estadística de la revista estadounidense.

Forbes, que dedica su portada a la figura del empresario italiano Flavio Briatore, presta especial atención a Bañuelos, que el pasado verano ofreció una gigantesca paella en Central Park para 20.000 personas. "Tiene muchas razones para celebrar la cultura española", afirma la publicación sobre el joven empresario valenciano, que a sus 41 años acumula una riqueza de 7.700 millones de dólares (5.850 millones de euros).

Pero en la revista se preguntan si todos estos millones que manejan "los Trump españoles" están dentro de una burbuja. Y para ello ponen como ejemplo que Bañuelos perdió un 30% de su riqueza en tres días, por un ajuste en el precio de las acciones de Astroc tras una subida vertiginosa desde su salida a Bolsa. Las dudas de Forbes tienen que ver también con cómo se elabora su ranking: las fortunas que se incluyen en su listado (sólo aquéllas que superan los 1.000 millones de dólares), se calculan a partir de información pública, lo que prima a las sociedades que cotizan en los mercados de valores.

Tres mujeres

Los únicos nuevos nombres españoles que no deben su fortuna a la construcción o al sector inmobiliario son los del empresario siderúrgico José María Aristraín y el inversor financiero Juan Abelló. Entre los que repiten, están Amancio Ortega, presidente de Inditex, Jesús de Polanco, presidente de PRISA (empresa editora de EL PAÍS) o Emilio Botín, presidente del Banco Santander. Y sólo hay tres mujeres: Esther Koplowitz (máxima accionista de FCC), Alicia Koplowitz (Omega Capital), y Rosalía Mera (cofundadora de Zara).

Steve Forbes, editor de la revista neoyorquina, no ocultó su impresión por el salto dado por los empresarios españoles, que calificó de "inesperado". Aunque como explicó a continuación, la lista que publica anualmente es un reflejo del boom económico que se vive en España y en el resto del mundo. Y en este sentido dijo que 2006 fue el más próspero en la historia de la humanidad. Aunque su asesora Luisa Kroll precisó que van a seguir muy de cerca la evolución de los señores del ladrillo, porque sus fortunas son muy volátiles.

Los números que presenta Forbes muestra esta realidad. El ranking de multimillonarios lo integran esta edición 946 nombres, de los que 83 (8,7%) son mujeres y 178 son nuevos integrantes, que manejan una fortuna acumulada de 3,5 billones de dólares (2,6 billones de euros), 900.000 millones más que en la pasada edición. El fundador de Microsoft, Bill Gates, es el hombre más rico del mundo por décimo tercer año consecutivo, seguido de cerca por el inversor Warren Buffet y el mexicano Carlos Slim. El más joven es el aristócrata alemán Albert von Thurn, de 23 años.

Hay un total de 53 países representados en la lista de Forbes, que identifica a 415 multimillonarios como de nacionalidad estadounidense, de los que 55 se estrenan. Entre las nuevas caras este año destaca la del gerente de la cadena de cafeterías Starbucks, Howard Schultz, y el ex presidente de Disney, Michael Eisner. En total, amasan una fortuna de 1,36 billones de dólares, frente a los 2,1 billones del resto del planeta.

Pujanza de la India

El continente europeo cuenta en esta edición con 242 nombres, de los que 48 son nuevos integrantes, incluidos los 10 españoles, con una riqueza conjunta de 1,1 billón de dólares, donde destaca la juventud de los emprendedores rusos, de 46 años de media, 16 años por debajo al conjunto. Y por primera vez, Japón pierde la etiqueta del país asiático con más ricos, superada ahora por India, con 36. América Latina cuenta esta vez con 61 integrantes, que manejan una fortuna de 242.000 millones de dólares.

Pero no todos son ganadores en el ranking de Forbes. Paul Allen, socio fundador de Microsoft junto a Bill Gates, ha caído este año de los diez más ricos del planeta y Michael Dell, fundador del fabricante de ordenadores Dell, también ha visto perder casi una veintena de puestos en el ranking por el desplome bursátil de la compañía. Por no dejar de mencionara a Calvin Ayre, dueño del negocio de casinos eléctronico Bodog, que este año se quedó fuera de la prestigiosa lista después de que se desmantelara su imperio del juego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de marzo de 2007