Reportaje:SIGNOS

La defensora de los presos

Un libro describe la trayectoria de la diputada republicana Victoria Kent

Victoria Kent (Málaga, 1892-Nueva York, 1987) es una de las políticas más importantes de la II República. Tuvo una vida apasionante marcada por su voluntad de ayudar a los más desfavorecidos. Licenciada en Derecho por la Universidad Central, Kent luchó por mejorar las condiciones de vida de los presos. El primer presidente de la II República, Niceto Alcalá-Zamora, la nombró directora general de Prisiones.

La política malagueña se empleó a fondo durante casi dos años en la reforma del sistema penitenciario semifeudal que dejó la monarquía de Alfonso XIII. Tras la Guerra Civil, se exilió en Francia, donde fue perseguida por los nazis. Victoria Kent acabó sus días en EE UU. La vida de esta mujer, que fue abogada, diputada, embajadora y escritora, estuvo jalonada de episodios en los que siempre brilló su honradez y su confianza en el ser humano. Sin embargo, su figura quedó semiolvidada tras su muerte.

El periodista Miguel Ángel Villena reivindica el legado de esta mujer con la publicación de Victoria Kent. Una pasión republicana (Debate). Victoria Kent forma, junto a Clara Campoamor y Margarita Nelken, un trío relevante de políticas de la II República. "Fueron las tres primeras diputadas de la historia de España. Las tres grandes diputadas de la II República. Hasta el inicio de la Guerra Civil son las tres mujeres con más proyección política", dice Villena, que es redactor de EL PAÍS.

La política malagueña fue una trabajadora tenaz y una persona poco amiga de componendas. Villena destaca entre sus cualidades "su capacidad de resistencia, su entrega a la causa de la defensa de la gente más desfavorecida -los presos, los refugiados...- y su lealtad a unos principios".

La tarea que afrontó al ser nombrada directora general de Prisiones fue titánica. "Se encuentra con unas prisiones casi medievales. A los presos se les trataba casi como a animales. En ocasiones, las cárceles de la monarquía estaban instaladas en castillos semiabandonados, en establos... Victoria Kent toma como primeras medidas mejorar las condiciones de vida de los presos con mantas y comida, así como con la creación de talleres. Concibe, con 50 años de antelación, que la política penitenciaria debe tender a la reinserción y no sólo al castigo", comenta Villena.

"Así, propone permisos penitenciarios, libera a los presos mayores de 70 años, ordena que los traslados de presos no se hagan a pie, funda la primera cárcel de mujeres en España, crea el primer cuerpo femenino de prisiones... Intenta una reforma del cuerpo de funcionarios de prisiones, considerada muy audaz para la época y que acaba costándole el cargo", concluye Villena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50