Una juez anula la expulsión de un marroquí tutelado tras cumplir 18 años

El Juzgado de lo Contenciso-Administrativo número 1 de San Sebastián ha declarado nula la expulsión de un joven marroquí cuatro meses después de alcanzar la mayoría de edad y tras haber estado seis años tutelado por la Diputación guipuzcoana. La juez estima "contraria a derecho" la actuación de la Subdelegación del Gobierno, pues el chico fue detenido y expulsado sin ser asistido por un abogado como marca la ley, lo cual le generó "una situación de indefensión".

La juez señala además que, aunque el joven se encontraba en situación irregular, la medida de expulsión es desproporcionada y carece de motivación. "Ni del expediente ni de la resolución administrativa se deducen los motivos o circunstancias que justifican imponer la sanción de expulsión frente a la multa como sanción principal", subraya la sentencia, que puede ser recurrida.

En cualquier caso, en el trámite de ejecución de la resolución, la abogada del chico, que recurrió la expulsión, tiene intención de solicitar el retorno del joven a España con cargo económico al Estado, según anunció ayer.

La sentencia aborda también la legitimidad de la representación que ejerce el letrado de oficio respecto a su cliente, discutida por algunos jueces y abogados del Estado. La magistrada respalda dicha legitimidad. "El poder notarial y la designación mediante comparecencia ante el secretario judicial no son los únicos medios que habilitan la válida postulación del representante procesal", sostiene, frente a los anteriores. Agrega que la representación queda establecida desde el mismo día de la primera detención del extranjero, muchas veces en situación de "marginación social", cuando éste y el letrado de oficio firman un acta de comparecencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS