Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las cuentas de 2006

Deutsche Telekom pone a la venta su filial de Internet en España Ya.com por no ser estratégica

Ya.com, la tercera compañía española de acceso a Internet después de Telefónica y Orange, está desde ayer a la venta. Deutsche Telekom, su único accionista, considera a su filial española como un activo no estratégico, y planea desprenderse de ella junto a otros activos como la división de medios y televisión de T-Systems, el proveedor alemán DeTe Immobilien, la compañía francesa de Internet Club Internet, las torres de radio en Alemania y Estados Unidos, y las acciones en la inmobiliaria Sireo, según anunció ayer en Bonn el presidente de DT, René Obermann,

DT compró Ya.com a Jazztel en el año 2000 por 550 millones de euros. Desde entonces ha estado en pérdidas, que se dispararon en 2005 hasta los 78,4 millones de euros debido a la adquisición de Albura a Red Eléctrica por 61 millones.

Pese a ese balance, a favor de la filial española juega que dispone de la segunda red de acceso a Internet y un número de clientes de ADSL que ronda los 400.000. Entre los potenciales interesados se barajan Ono y Vodafone, que tiene interés en llegar a un acuerdo para dar ADSL a sus clientes de móviles.

La venta de Ya.com forma parte de un plan de ahorro de costes de la empresa germana, que pretende ahorrar hasta 2010 unos 4.700 millones de euros. La medida cuenta con la oposición frontal de los sindicatos, que preparan movilizaciones.

La parte más dura del ajuste será la recolocación de entre 49.000 y 50.000 puestos de trabajo en una nueva filial del consorcio llamada T-Service, con peores condiciones laborales que las del resto de la plantilla.

Deutsche Telekom presentó ayer unos resultados desoladores. En 2006, se redujo el beneficio neto un 43,37%, hasta 3.165 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) disminuyó un 18,87%, hasta 16.321 millones de euros.

Los costes derivados de los recortes de personal le llevaron a la zona de los números rojos en el cuarto trimestre del año, con unas pérdidas de 898 millones de euros frente a los beneficios de 991 millones de euros registradas en el mismo periodo del año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007