Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de las infraestructuras

Varias estaciones del tren abren los tornos para que los usuarios entren sin pagar

La investigación sobre dos de los tres incendios del miércoles descarta la hipótesis del sabotaje

El llamamiento de plataformas de usuarios a que la gente viaje en tren sin pagar no fue un éxito. La mayor parte de los pasajeros optó por utilizar el abono como siempre, pero en algunas estaciones y durante tiempo indeterminado los tornos de acceso estuvieron abiertos: pagó quien quiso y dejó de hacerlo quien prefirió no pagar. La apertura de tornos se produjo por la mañana al menos en las estaciones de Sants, Clot, Sant Andreu Comtal y Montcada. Los Mossos confirmaron que el incendio de Sants fue un sabotaje y descartaron que lo fueran los de Sant Andreu y Castellbisbal.

Renfe no sufrió ayer averías en Cataluña. A estas alturas, casi parece una noticia. Sin embargo, Cercanías vivió una jornada agitada dada la convocatoria de diversas plataformas para que la gente no pagara. Nadie quiso confirmar el dato, pero lo cierto es que en no pocas estaciones se abrieron los tornos de salida, para evitar problemas a las personas que hubieran decidido no pagar. Las estaciones cerradas tienen dos tipos de torno: de entrada y de salida. Fueron éstos los que estaban sin activar en una situación al menos tolerada por el personal. Pero, en ciertos casos, también estaban desactivados los tornos de entrada. Esta situación se produjo en las horas de mayor afluencia. Por la noche, en general, todo había vuelto a la normalidad.

Las estaciones de Clot y Sant Andreu Comtal tenían ayer tarde los tornos abiertos de forma constante. Los usuarios podían entrar sin pagar, pero no había ningún tipo de aviso previo, de modo que la mayoría de ellos no se dieron cuenta hasta que introdujeron la tarjeta. Este es el caso de Davinia Chávez. "Deberían informar, porque vamos con prisa y no caemos en la cuenta y acabamos pagando", explicaba. La mayoría de usuarios se mostraban totalmente de acuerdo con la protesta e indignados con la gestión de Renfe, pero pagaban.

"En Montcada había una puerta abierta esta mañana y podíamos pasar sin pagar", afirmaba Maravillas Cañizares, que utiliza cuatro veces al día el servicio ferroviario. No obstante, en algunas estaciones no se podía acceder sin pasar la tarjeta. En Sant Andreu Arenal los tornos estaban cerrados y el personal de Renfe advertía de que debía pagarse el trayecto a aquellos usuarios que preguntaban. Passeig de Gràcia también mantenía los accesos cerrados ayer por la tarde.

Lo cierto es que, más allá de casos esporádicos, apenas pasó nada. El llamamiento a no pagar no tuvo un seguimiento masivo, aunque una mínima proporción de usuarios sí optó por viajar gratis. Lo que ocurrió ayer en estaciones y trenes era que aún duraba la resaca del día anterior, cuando coincidieron una falsa alarma y tres incendios supuestamente provocados que rompieron cualquier atisbo de normalidad.

Adif y Renfe pusieron los hechos en conocimiento de los Mossos d'Esquadra, no sin antes descartar que dos de los supuestos sabotajes (el corte de un cable en Sant Andreu Comtal y un fuego en esa misma estación) tuviera que ver con sabotaje alguno. En cambio, mantuvieron la acusación para los incendios registrados en el túnel de Sants y la estación de Castellbisbal. Los Mossos descartaron también cualquier tipo de sabotaje en ésta última.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió ayer a pedir disculpas a los usuarios de Cercanías por el mal servicio de la red. "No estamos satisfechos", dijo, en relación a las continuas averías en la red, para añadir que los primeros descontentos con los problemas que presentan a diario la circulación de trenes por el Área Metropolitana son "Fomento y el Gobierno", informa Glòria Ayuso.

Zapatero se mostró muy contundente ante la posibilidad de que las incidencias hubieran sido provocadas de forma intencionada, lo que calificó de "hechos muy serios". En este sentido, además de intentar garantizar el buen funcionamiento, esta vez añadió como nuevos objetivos trabajar para "la seguridad y llevar ante la justicia a los responsables" de los supuestos sabotajes.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, coincidió en que "hay más que indicios de que ha habido sabotajes", no sólo en las incidencias del jueves, sino que, como afirmó, "posiblemente en otras ocasiones también se han producido intencionadamente" actuaciones contra Cercanías. Montilla delegó en los cuerpos de seguridad la importante tarea de dilucidar este aspecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007