Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de las infraestructuras

Iberia vincula su interés por la T-Sur a la llegada del tren de alta velocidad

El director general de Iberia, Enrique Donaire, vinculó ayer su interés por instalarse en la nueva Terminal Sur del aeropuerto de El Prat a dos factores: la llegada del tren de alta velocidad (AVE) a la instalación, lo que enriquecería en general la conectividad de la infraestructura, y que las pistas funcionen de forma independiente, es decir, que en cada una de ellas los aviones puedan tanto despegar como aterrizar, en lugar de que cada una se dedique a un solo tipo de operación, como ocurre ahora.

Donaire destacó, en cualquier caso, el derecho de la antigua compañía de bandera a alojarse en la T-Sur y echó mano de las cifras para recordar que Iberia, junto a sus socios de Air Nostrum, Clickair y la alianza Oneworld, suponen el 40% del tráfico de El Prat y el 75% de los pasajeros de conexión (los que llegan a Barcelona exclusivamente para tomar otro vuelo). "Si hay una compañía hub en Barcelona, ésa es Iberia", aseveró.

"No es razonable que Clickair opere en la nueva terminal y nosotros no"

El crecimiento de la compañía en Barcelona vendrá de la mano, sobre todo, de su participada de vuelos baratos, Clickair, que sí ha reclamado oficialmente trasladarse a la T-Sur.

Iberia no lo ha manifestado así, pero Donaire admite que no resulta práctico operar por separado: "No sería razonable que Clickair vaya allí [a la T-Sur] y nosotros no".

El director de Iberia expresó la "decepción" de su empresa por el clima de reproche -lo llamó "emotividad"- que se ha generado en torno a la aerolínea en Cataluña por el repliegue de sus vuelos en El Prat, en favor de Clickair, y por haber elegido Madrid como principal base de operaciones.

Donaire justificó que todos los intentos de Iberia por operar vuelos intercontinentales desde Barcelona han generado pérdidas hasta ahora, pero no tira la toalla. Además del puente aéreo con Madrid, mantendrá varias rutas internacionales. Además: "Seguimos pensado que, por la dimensión de la economía catalana, en algún momento habrá posibilidades de desarrollar rutas de largo radio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007