Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A la caza del voto de Pircalabescu

Estrenan derecho a voto y son una incógnita. El PP, el PSOE e IU creen que el sufragio de los ciudadanos rumanos y búlgaros tendrá cierta importancia en las elecciones de mayo. Como ciudadanos comunitarios (desde el pasado 1 de enero), pueden depositar su sufragio aunque sólo en la urna municipal. Del total del voto de ciudadanos de países de la Unión Europea residentes en la Comunidad de Madrid (272.243 personas), casi la mitad son rumanos (127.028), según los datos de la Consejería de Inmigración.

Por ello, el sufragio de este colectivo se ha convertido en un bien preciado, sobre todo en el Corredor del Henares, que es donde se concentran. El resto de los comunitarios se desperdiga por diferentes localidades, lo que diluye su efecto electoral. Las agrupaciones de cada partido reconocen contactos preelectorales con las principales asociaciones.

"Lo tengo claro. Voy a votar a Zapatero", afirma Cretu, un albañil de 32 años

"El rumano que llegó hace poco no tiene interés en la política", dicen en una asociación

"Yo lo tengo claro, voy a votar a Zapatero", asegura Constantin Cretu, un albañil rumano de 32 años que llegó hace dos a San Fernando de Henares para ganarse la vida. Se limita a encogerse de hombros cuando se le advierte de que éstas no son unas elecciones generales, sino autonómicas y municipales. "No conozco a los candidatos", se disculpa bajo su gorra americana cuando se le pregunta por los cabeza de lista municipales y regionales. Luego, reconoce que no sabía lo de los comicios. "Estoy empadronado", sale al quite. Pero al preguntarle sobre si figura en el censo electoral dice: "¿Cómo se hace eso?".

El hecho de que los rumanos lleguen a España por motivos económicos y que arrastren de su país el descreimiento en las instituciones, hace que su participación en las elecciones municipales del 27 de mayo sea una incógnita, según el presidente de la Federación de Asociaciones de Inmigrantes Rumanos de España (Fedrom), Miguel Fonda. Sus principales demandas son los servicios y la vivienda.

Los ciudadanos de los países de la UE (y también los de Noruega) deben manifestar previamente su voluntad de votar en las elecciones municipales. El número total de foráneos con derecho a sufragio se conocerá en abril, cuando quede cerrado el censo electoral. En la región hay empadronados 949.354 extranjeros de los que el 28,70% (272.243) pertenecen a algún país de la Unión Europea, según la Consejería de Inmigración a 1 de enero de 2006. De las 16 nacionalidades mayoritarias, cinco son comunitarias: Rumania (46,6%), Bulgaria (9,7%), Polonia (7,9%), Italia (5,7%) y Francia (4,7%).

El primero en mover ficha electoral ha sido el alcalde de Alcalá de Henares y candidato popular, Bartolomé González. A finales del pasado noviembre creaba la Dirección General de Inmigración, ocupada por una mujer de nacionalidad rumana. "Hemos puesto en marcha este cargo cuando la Ley de Grandes Ciudades nos lo ha permitido", asegura González frente a las acusaciones de electoralismo que lanzan desde el PSOE.

A lo largo del mandato, el Ayuntamiento ha desarrollado iniciativas para integrarlos: hermanamiento con ciudades de Rumania, organización de festivales, actos culturales y hasta la cesión de una parcela para la construcción de la primera iglesia ortodoxa de la región. Eso sí, "la tienen que costear ellos", añade.

El candidato socialista, Javier Rodríguez, dice que estos guiños pueden enfrentar a los rumanos con otras asociaciones de alcalaínos. "Hay otras organizaciones que reclaman desde hace muchos años una sede. Lo que se tiene que hacer es invertir en integración", sentencia. Ambos candidatos admiten que han mantenido contactos con representantes de los rumanos y públicamente dan una importancia electoral relativa a este grupo, sobre todo porque se desconoce cuál será su nivel de participación.

El presidente de la Asociación Cultural e Integración del Pueblo Rumano en Alcalá de Henares, Gheorge Gainar, reconoce que ha habido encuentros y ofrecimientos electorales, pero no suelta prenda. No tiene dudas de sus prioridades: "Se trata de acercarse al que más nos ofrezca". Para él, ahora es el momento de analizar lo que se ha hecho y se va a hacer para "tomar la mejor decisión". Su aspiración, que haya un concejal de Inmigración rumano en el Consistorio tras las elecciones del 27 de mayo.

La presidenta de la Asociación de Rumanos de Coslada y San Fernando, Nelia Pircalabescu, ha intentado hacer un partido político. "Llevo en España 15 años. El rumano que ha llegado hace poco no se interesa por la política, ya que su principal preocupación es económica: encontrar trabajo y mandar dinero a los suyos", se lamenta al explicar por qué ha desistido. Respecto a los contactos con los partidos políticos,

Pircalabescu está satisfecha: "Ahora me siento muy bien porque, cuando llegamos, los inmigrantes siempre pedíamos y ahora me ofrecen". Asegura que aún no ha hablado con el candidato socialista, Ángel Viveros, y que sí se ha reunido con el alcalde de Coslada, Raúl López, del PP, aunque aclara que no han tratado el asunto de las listas. López ya adelanta que si repite en el cargo creará una Concejalía de Inmigración donde no descarta poner al frente a un rumano.

Adelina Dhiurca llegó a Torrejón de Ardoz hace poco más de un año y medio. Tiene 33 años y es ama de casa. Valora la entrada de su país en la UE -"ha sido muy importante para poder conseguir papeles y trabajar"-, pero ignora que las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y que ella puede votar. En la localidad gobierna en minoría, con el apoyo de IU, la socialista Trinidad Rollán. El portavoz del PP, Pedro Rollán, dice que Torrejón está "desbordado" por el número de inmigrantes y que esto ha provocado que haya "algunos problemas de convivencia". Al igual que la alcaldesa, reconoce haberse reunido con la Asociación de Rumanos y resta importancia a estos ciudadanos en las urnas. "Cuando llegas a un país, tus prioridades son otras", precisa Rollán. Gabriela Antonesi es la flamante presidenta de la Asociación de Rumanos del municipio. "Quiero ser apolítica", advierte.

En San Fernando de Henares, la alcaldesa, Montserrat Muñoz (IU), no repetirá como candidata y su puesto lo ocupará el ex diputado autonómico y también edil, Julio Setién. Su principal objetivo es "la integración". "Tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro grupo de vecinos", asegura. Tanto el portavoz y candidato del PP, Eusebio González, como el del PSOE, Manuel González, aseguran que son los propios inmigrantes los que mejor pueden encontrar la solución a sus problemas.

Guía para ir a la urna

Al menos 892.347 ciudadanos de la UE mayores de 18 años y residentes en España podrán participar en las próximas elecciones municipales, según el Intituto Nacional de Estadística (INE). Para ello deben formalizar ese deseo ante la Oficina del Censo Electoral. Este paso es importante para los ciudadanos de Rumania y Bulgaria. Dado que estos países se incorporaron a la UE el pasado 1 de enero, sus ciudadanos nunca han figurado en el censo electoral.

Los ciudadanos comunitarios que ya votaron en anteriores comicios municipales se mantienen en las listas de electores. En cambio, los nuevos residentes deben manifestar su deseo de ser incluidos. Según el INE, a los ciudadanos comunitarios no incluidos en el censo electoral se les ha enviado la documentación para que la devuelvan, firmada si desean ejercer su derecho al voto en las municipales del próximo 27 de mayo. Hay un teléfono de información (901 101 900).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2007

Más información