Alianza hispano-italiana

Roma sugiere que la fusión de las autopistas tendrá otra oportunidad

La Caixa compró por su cuenta un 2% de Autostrade en 2006

Abertis mantiene intacto su interés por Italia, y examina "distintas fórmulas" para ser un actor de peso en el país. El desembarco de Enel en Endesa y la nueva sintonía hispano-italiana han dado alas a sus planes, tras el fallido intento de fusión entre el grupo español y Autostrade. El Gobierno de Roma envió ayer signos de que no habría obstáculos regulatorios a una fusión que, de reintentarse, según Abertis debería basarse "en otros términos". La Caixa comunicó que ha comprado por su cuenta un 2% de Autostrade, valorado en 260,5 millones de euros.

Más información

Representantes del Gobierno italiano aseguraron que una nueva intentona de unir el primer grupo italiano de autopistas, Autostrade, con la española Abertis Infraestructuras no tendría que hacer frente a nuevos obstáculos regulatorios. Añadieron que una eventual integración podría llevarse a cabo siempre que las empresas cumplieran con las regulaciones del país, que sin embargo fueron la causa de que las compañías se echaran atrás en el proyecto.

En la sede de Abertis se reaccionó con prudencia. Sus portavoces sugirieron que la incertidumbre regulatoria del nuevo marco tarifario de la discordia no se han despejado (en esta línea difundió ayer un informe Lehman Brothers), ya que a su juicio es es un marco interpretable y no permite recalcular con claridad el valor de Autostrade. Otro frente que aún no se ha cerrado, recordó la empresa, es el de los expedientes abiertos por Bruselas, a los que Abertis se aferra para negociar con mayor fuerza si el proyecto de fusión resucita.

Sin embargo, es cierto que la irrupción de Enel en Endesa poco después de la última cumbre hispano-italiana ha provocado un vuelco en el ambiente. Y éste quedó corroborado por unas declaraciones del presidente de Autostrade, Gian Maria Gros-Pietro, abriendo los brazos a La Caixa en su irrupción directa en el accionariado de la compañía italiana. Hasta ahora, la caja que preside Ricard Fornesa sólo estaba presente en Autostrade a través de Abertis y Abertis lo está a través de la sociedad Schemaventotto, que controlan los Benetton. Abertis controla un 6,7% de Autostrade a través del 13,3% que tiene en Schemaventotto.

"Inversores estratégicos"

"Son inversores estratégicos que creen en el sector de las infraestructuras y, por lo tanto, si consideran oportuno una invervención directa en Autostrade, nosotros no podemos más que valorarlo positivamente. Son inversores excelentes y competentes", declaró Gros Pietro a la agencia Reuters. Autostrade subió un 3,5%, a 22,79 euros.

La Caixa es el segundo accionista de Abertis, con un 24,4% del capital, cifra que incluye el 1,12% adicional adquirido en el último año. Le pisa los talones al primer accionista, la constructora ACS, con un 24,8%.

Tradicionalmente, la caja -cuyo director general es Isidre Fainé, presidente de Abertis- se muestra siempre interesada por los grupos de infraestructuras y servicios. Pero no ha dejado del todo claro qué se propone en Autostrade: la compra de acciones trascendió ayer pero se materializó hace tiempo.

Sus motivaciones no se explicitan en el comunicado que la caja difundió tras haber informado a las autoridades bursátiles italianas, la Consob, de que ha superado ya el límite a partir del que hay que reportar sobre una participación en Italia, el 2%. Dicha notificación sí precisa que el mencionado límite se superó el pasado 21 de febrero. Y asegura también que el grueso de la participación adquirida (un 1,99%) se compró entre el 24 de abril y el 27 de junio de 2006. Es decir, justo después de que se cerrara la fusión amistosa entre Abertis y Autostrade, anunciada a bombo y platillo el pasado 23 de abril, y antes de que llegara el sonado veto del Gobierno de Romano Prodi, en agosto. Este año sólo se han comprado 58.000 títulos, equivalentes a un 0,01% del capital, que se compraron el 21 de febrero.

Cuando se anunció la fusión, quedó como primer accionista de la foto Schemaventotto, que hubiera controlado un 24,9% de la nueva Abertis. Con la participación desvelada ayer por La Caixa, ésta hubiera sido el primer accionista español del nuevo grupo, en lugar de serlo ACS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50