Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Armilla defiende la legalidad de un centro comercial

El alcalde de Armilla, José Antonio Morales Cara (PSOE), defendió ayer ante el juez que instruye el caso sobre las presuntas irregularidades en la tramitación del centro comercial Nevada, la legalidad de las actuaciones acometidas por el Ayuntamiento de la localidad granadina durante el procedimiento. La Fiscalía del TSJA denunció a Morales y al ex concejal de Urbanismo, Gabriel Cañavate, por presunta prevaricación. El promotor del centro, Tomás Olivo, imputado en el caso Malaya, también está acusado.

En su declaración judicial, la primera prestada por uno de los denunciados por la Fiscalía, Morales aportó sus argumentos y documentación sobre el procedimiento empleado por el Ayuntamiento para la aprobación en pleno del plan parcial donde se ubicaría el centro comercial, y posterior concesión de la licencia. El edil manifestó su convencimiento de que las decisiones fueron legales y se adoptaron sobre la base de que el centro es "económicamente importante para Armilla", por lo que, dijo, seguirá defendiéndolo.

Al margen de las consecuencias penales que la construcción de este centro pueda generar, a José Antonio Morales Cara le ha supuesto que el PSOE no le permitiese optar a la reelección a la alcaldía, mientras que Cañavate tuvo que dimitir como concejal de Urbanismo y vicepresidente primero de la Diputación por este asunto y una polémica acerca de su patrimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007