Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wade opta a la reelección en Senegal

15 candidatos se disputan la presidencia de uno de los países más estables de África

El presidente de Senegal, Abdulaye Wade, que en mayo cumplirá 81 años, confía en repetir mandato tras las elecciones presidenciales celebradas ayer. "No habrá segunda vuelta. Voy a ganar", espetó a los periodistas cuando acudió a votar cerca de su domicilio en Dakar. Wade está convencido de que la alta participación anunciada por el Ministerio del Interior le beneficia. La jornada transcurrió sin incidentes graves, aunque varios candidatos denunciaron que la tinta indeleble se borraba con facilidad.

Wade ganó en 2000 al entonces presidente Abdu Diuf por un estrecho margen. Aunque esta vez es el favorito -no se han publicado encuestas porque nadie las ha hecho-, hay factores que podrían provocar una sorpresa. La principal, la grave crisis económica que ha disparado el paro rural. Otros 14 candidatos aspiran al cargo. Los más importantes son Mustafá Niasse e Idrissa Sec, ambos primeros ministros con el liberal Wade, y Usmane Tanor Dieng, que trabajó en la Administración Diuf.

Si nadie logra la mayoría absoluta (la mitad más uno de los votos), habría una segunda vuelta el 18 de marzo. Anoche, un portavoz de Wade aseguró que, con el 60% escrutado, el presidente obtenía el 55% de los votos. Aún no había datos oficiales.

Senegal, de mayoría musulmana, es un ejemplo de estabilidad. No ha sufrido golpes de Estado desde su independencia de Francia (1960) y las elecciones de 2000 fueron pacíficas pese a la derrota de Diuf, del Partido Socialista que gobernó 40 años.

Se ha introducido un sistema electrónico capaz de leer las huellas dactilares del votante, que debería permitir al Ministerio del Interior dar resultados oficiales en poco tiempo, pero existían serias dudas sobre su funcionamiento. Los retrasos en la apertura de muchos colegios electorales, la falta de papeletas y otros problemas, además de la alta participación obligaron a ampliar cuatro horas el horario de votación. Según resultados parciales no oficiales, un 72% de los cinco millones de electores inscritos había votado 15 minutos antes del cierre de los colegios.

Algunos candidatos denunciaron un intento de fraude electoral. Dijeron, por ejemplo, que la tinta indeleble usada para marcar a los votantes tras depositar su papeleta se borraba con facilidad. Los 2.000 observadores nacionales y 450 extranjeros que vigilaron las votaciones no han emitido aún informe alguno sobre el desarrollo de los comicios.

En los seis años que lleva en el cargo, Wade ha cambiado cuatro veces de jefe de Gobierno. Sus detractores le acusan de haberse desprendido de la gente que le apoyó en 2000. Otros destacan que ha impulsado la construcción de numerosas carreteras y otras obras de infraestructura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de febrero de 2007