Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asociación de Manjón estudia irse de Madrid porque no recibe ayudas

El colectivo de víctimas del 11-M denuncia que Aguirre prima a entidades afines al PP

La asociación 11-M Afectados del Terrorismo trasladará su sede social fuera de la Comunidad de Madrid "en cuanto le llegue la primera oferta" para instalarse en otra autonomía, según advirtió ayer su presidenta, Pilar Manjón. La dirigente de este colectivo amenazó con cambiar de aires tras comprobar que, por segundo año consecutivo, el Gobierno regional de Esperanza Aguirre no le ha concedido ni un céntimo en subvenciones.

Manjón, que aseguró que ya le han ofrecido locales en municipios de Castilla-La Mancha donde viven miembros de su asociación, lamentó que ésta se haya quedado una vez más fuera del reparto de ayudas a pesar de ser la más numerosa entre las víctimas del mayor atentado en la historia de España. El Gobierno autonómico, en cambio, sí ha destinado dinero de su presupuesto anual a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) o la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M (149.000 y 240.000 euros, respectivamente).

En opinión de Manjón, Aguirre está "marginando" a su colectivo, mientras "prima" a las asociaciones afines al PP. Sin subvenciones, este colectivo de víctimas, que representa a más de 1.200 personas, se ve "incapaz" de hacer frente a los "1.200 euros" que cuesta el alquiler de su local en Madrid, que además está en condiciones "espantosas", según Manjón. La asociación tampoco puede asumir el pago de los servicios de los 29 abogados y los cinco psicólogos contratados con motivo del macrojuicio del 11-M.

El Gobierno autonómico siempre ha justificado que no subvenciona a esta entidad porque no presenta proyectos, aunque Manjón insistió en que, para ello, la Comunidad debería realizar una convocatoria pública de ayudas.

Manjón agradeció también que el Ayuntamiento de Leganés, gobernado por el PSOE, esté estudiando ofrecer un local a su asociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 2007