Expertos en arte critican la reforma de los museos municipales

Los críticos achacan al equipo de gobierno falta de criterio en la compra de obras de arte

La Concejalía de las Artes recibió ayer una crítica generalizada a su gestión de parte del Instituto de Arte Contemporáneo, que congrega a centenar y medio de galeristas y artistas profesionales. Atribuye a la Concejalía falta de criterio en la compra de obras de arte para el Museo Municipal de Arte Contemporáneo y le achaca acometer de manera improvisada la reforma de los museos municipales. Fuentes de Las Artes mostraron perplejidad ente estas críticas.

El Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), que asegura estar formado por 150 críticos, galeristas, artistas, directores de museos y coleccionistas, emitió ayer un comunicado en el que criticó con dureza al Ayuntamiento de Madrid por su presentación, el miércoles en el Centro Cultural Conde Duque, de una exposición que da a conocer sus adquisiciones artísticas desde 2003 y un plan de reestructuración de los museos municipales, que considera "improvisado" y del que asegura que "se limita a cambios de denominación".

Los artistas madrileños cuentan con dos organizaciones de más tradición, Artistas Visuales Asociados de Madrid, AVAM y VEGAP, Visual Entidad Gestora de Artistas Plásticos. Fuentes próximas a esta asociación subrayaron desconocer a los artistas que forman parte del IAC, aunque no así a su presidenta, Rosina Gómez Baeza, ex directora de ARCO, que ayer se hallaba de viaje y no pudo ser localizada por este diario. El Instituto afirma en su comunicado haber mantenido en los últimos meses dos reuniones con Carlos Baztán, Coordinador General de Las Artes y con Juan José Echevarría, Director General de Proyectos Culturales de la misma concejalía; muestra "profunda preocupación acerca de la falta de planes municipales para el arte actual que" -según los redactores del texto-"se confirma con la reciente presentación".

Reconoce el manifiesto del Instituto de Arte Contemporáneo que el equipo municipal de gobierno "realiza una gran inversión en nuevas infraestructuras pero, como es costumbre, los (nuevos) contenedores -(hablas más adelante del antiguo Matadero de Legazpi)- se crean sin un objetivo bien definido y sin atender a necesidades reales". Denuncia luego el cierre o el cambio de uso de espacios antes dedicados al arte actual y pone como ejemplo que, de las cinco salas de exposiciones del Centro Cultural Conde Duque, del que asegura que está sometido a una gran remodelación sólo una sala quedará adscrita al Museo de Arte Contemporáneo, para exposiciones temporales.

Critica también la propuesta expositiva que, hasta ahora, ha desarrollado este museo, lo que "hace prever una escasa implicación con la actualidad artística".

Tras lamentarse de la posibilidad de que el Centro Cultural de la Villa "pueda ser derruido" si el plan para el eje Prado-Castellana prospera, remarca que "parece más inclinado a las artes escénicas". Y añade: "En lugar de potenciar los espacios ya disponibles a través de una buena programación de exposiciones y actividades, todo el esfuerzo se lleva a nuevas y costosísimas instalaciones, sin estrategia clara".

Encara asimismo la reforma del Palacio de Comunicaciones, Correos, de la que asegura que "se justifica con el argumento de que se dedicarán 17.000 metros cuadrados a espacios culturales", si bien remarca que "sus fines serían más propagandísticos y políticos que propiamente culturales". El IAC pide al equipo de gobierno autonomía de gestión y "buenas prácticas" para los museos municipales e incremento en las adquisiciones de arte contemporáneo, aunque de la Junta Municipal de Adquisiciones de Obras de Arte dice que es "un órgano inadecuado para la adquisición de arte actual".

Fuentes de la Concejalía de Las Artes, consultadas anoche sobre el comunicado, pidieron tiempo "para analizar y evaluar el alcance del texto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 2007.