Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte de la velocidad

100 creadores reflejan el movimiento en una triple muestra con la que el IVAM celebra sus 18 años

En un minuto se puede ver Titanic y en una hora y cuarto hasta 75 conocidas películas. Pero hay que aguantar el endiablado ritmo del vídeo de Luke Dubois Academy, que se proyecta muy cerca de otra propuesta, radicalmente opuesta: un juego de Tetris de lentitud exasperante firmado por Cory Arcangel. Son dos de las 180 obras de un centenar de creadores que integran la triple exposición inaugurada ayer en el Instituto Valenciano de Arte Moderno con el título genérico Speed (Velocidad). Es la ambiciosa apuesta del museo para celebrar su 18º aniversario y para participar en la Copa de América, la competición de los fórmula 1 de la vela que arranca en abril en aguas de Valencia.

La velocidad es, por tanto, el nexo entre las tres muestras independientes que ocupan otras tantas salas. Cada una recorre diferentes periodos históricos a partir de la sensibilidad moderna y contemporánea de los creadores reunidos, la mayor parte vivos.

Speed 1 evoca el movimiento natural, preindustrial, no inducido por la tecnología. Su comisario es el crítico Francisco Calvo Serraller e incluye 48 obras de artistas como Matthew Barney, Araki, Miquel Barceló, Cindy Sherman, Robert Smithson, Richard Serra o Cristina Iglesias. No se trata de ofrecer un testimonio cronológico de las distintas representaciones artísticas de la velocidad, apuntó Calvo Serraller; sino mostrar (hasta el 17 de junio) reflexiones actuales a partir de la memoria artística. La naturaleza, lo orgánico, lo visceral son temas recurrentes.

Speed 2 aborda la velocidad de las máquinas. El surgimiento de los ingenios mecánicos impresionó a las artistas de las vanguardias históricas, a futuristas, a surrealistas, cuando se pensaba que "el arte podía transformar el mundo", señaló la comisaria del espacio e historiadora del arte Marga Paz. Por ello se han seleccionado obras de Duchamp, Lissitzky, Delaunay o Torres García, con especial atención, por su rareza, al avión reconstruido de Tatlin. 120 piezas componen esta muestra (hasta el 8 de julio) con presencia también de Canogar, Arroyo o Genovés.

Speed 3 es el campo de las nuevas tecnologías; "el espacio donde no hay presencia física, todo depende de las imágenes, y las paredes desaparecen en el aire", explica su comisario Dan Cameron, conservador del Nuevo Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York. La sala convencional ha desaparecido para albergar (hasta el 17 de junio) 11 instalaciones de artistas como

Jim Cambell, que ofrece hipnóticas cajas de luz; Langlands & Bell, que animan por ordenador los códigos de aeropuertos del mundo, o el español Sergio Prego, que propone su Lunes negro en vídeo.

La directora del IVAM, Consuelo Ciscar, responsable de la idea de Speed, junto a Bigas Luna, destacó el carácter innovador de las propuestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 2007