_
_
_
_

Un hombre mata a puñaladas en Madrid a su ex pareja, de 34 años, e intenta suicidarse

12 mujeres han muerto víctimas de la violencia sexista en lo que va de 2007

F. Javier Barroso

Gina Monserrat Pérez Busto, nicaragüense de 34 años, murió ayer por la mañana apuñalada por su ex pareja, Mustafá Said, argelino de 36 años, en el domicilio de la primera, en Madrid. El supuesto homicida, que tenía una orden de alejamiento desde 2005, intentó después quitarse la vida propinándose dos puñaladas en el pecho y cortándose el cuello. Ésta es la víctima número 12 de violencia sexista en lo que va de año. La policía había tenido que acudir varias veces en el último año y medio al domicilio de la víctima a causa de las peleas que mantenía con su ex pareja, según los vecinos.

Las primeras investigaciones indican que Mustafá Said llamó por teléfono a un tío suyo y le dijo que iba a matar a su ex pareja. Fue desde su nueva residencia en el barrio de Lavapiés hasta su antiguo domicilio. Según entró en la vivienda, en Usera, un barrio obrero del sur de Madrid, inició una discusión que acabó en tragedia. Según fuentes policiales, cogió un cuchillo y asestó al menos seis puñaladas a su ex compañera, que la dejó muy mal herida y sin respiración.

La agredió en la parte superior de la clavícula izquierda y en el hemitórax del mismo costado. Eso le produjo un neumotórax y la muerte casi al instante. Acto seguido Said intentó suicidarse. Se propinó dos puñaladas a la altura del pecho. También intentó degollarse. Se hizo un profundo corte en el cuello que le iba de la parte derecha a la izquierda. Esto le causó una gran pérdida de sangre.

A las 11.40, el teléfono de emergencias 112 recibió la llamada de un comunicante -supuestamente el tío del agresor- que pedía ayuda sanitaria y a la policía. Al entrar en el domicilio se topó con Said que estaba tirado en el salón. La mujer se hallaba semisentada en la cocina.

Cuando llegaron sendas UVI móviles del Summa y del Samur, hallaron a la mujer en parada cardiorrespiratoria. Intentaron reanimarla durante 30 minutos, pero al final sólo pudieron certificar su muerte. Los facultativos del Samur lograron reanimar al supuesto agresor tras una media hora. Fue estabilizado y trasladado al cercano hospital 12 de Octubre. Entró en el quirófano y su pronóstico anoche era muy grave.

La familia residió en el barrio de San Fermín durante 10 años y tenían tres hijos, de entre tres y 11 años. Hace un año y medio, la fallecida decidió romper la relación con su compañero y desde entonces la policía acudió en varias ocasiones al domicilio por las peleas y discusiones que tenían, siempre según los vecinos de la víctima.

Los problemas también llegaron porque no pagaban el alquiler del piso (600 euros). La dueña de la vivienda les había denunciado y tenían una orden de desalojo que debía hacerse efectiva el próximo 20 de marzo

Una mujer nicaragüense ha muerto en Madrid tras ser asesinada presuntamente por su pareja.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_