Un nuevo programa informático colapsa las bibliotecas municipales

Más de 100.000 libros se acumularon en el sótano del Conde Duque

Entrar en una biblioteca municipal y pronunciar frente a un empleado Estela es mentarle a la bicha. Todos ponen cara rara, suspiran, asienten en silencio y dicen que no quieren o no pueden hablar. El nombre de mujer corresponde al del software que el Ayuntamiento implantó hace ocho meses en su red de bibliotecas. No funciona bien y ha provocado el colapso del depósito central, donde se acumularon más de 100.000 libros. Recién estrenado, el Ayuntamiento estudia ahora reemplazar el Estela. IU critica la inoperancia del nuevo sistema.

Más información

Tras más de tres años de preparación y ocho meses en funcionamiento, el programa informático que gestiona la catalogación de los libros de las bibliotecas municipales de la capital sigue sin funcionar. El Estela, que sustituyó al Syrtex en junio de 2006 y fue diseñado por la empresa Software AG, ha dejado un rastro de miles de libros acumulados en el depósito central. "Ahora empieza a funcionar, pero se sigue colgando todo el tiempo. Es un fastidio continuo", dice un empleado de una biblioteca que no quiere revelar su identidad.

Los fallos de funcionamiento en el Estela han provocado que más de 100.000 ejemplares recién adquiridos y a la espera de ser mandados a alguna de las 27 bibliotecas de la capital quedasen acumulados en un sótano del Palacio del Conde Duque. El nuevo software no ha estado a la altura de lo que se esperaba ni de los cerca de 300.000 euros que costó a los ciudadanos de Madrid.

El nuevo programa ha tenido consecuencias para los empleados y para los usuarios. "Todavía no hemos conseguido trasladar la lista de morosos de un programa a otro. Los teníamos perfectamente localizados, y ahora existe el riesgo de perderlos. Yo he tenido que estar pasando nombres manualmente de uno a otro", revela otra empleada. "En verano tenemos un plan especial en el que los usuarios pueden coger seis libros de una vez. Este año no ha podido hacerse".

IU denunció ayer que los contratos suscritos por el Ayuntamiento con la empresa que diseñó el programa superan los 700.000 euros. "Es absolutamente escandaloso que después de casi cuatro años de preparación y miles de euros, ahora el nuevo sistema informático no valga para nada que no sea ser un ejemplo inadmisible de despilfarro", dijo Concha Denche, portavoz de las Artes de IU en el Ayuntamiento.

Juan José Echeverría, director General de Patrimonio, confirmó que Estela no funciona adecuadamente. Según Echeverría, el programa fue una demanda de los propios bibliotecarios al término de la anterior legislatura. El nuevo software debía implantarse de forma completa en diciembre de 2006, "pero todavía no funciona". Según Echeverría, "ahora mismo debe estar al 80% de sus posibilidades".

Como consecuencia, Patrimonio ha solicitado al Organismo Autónomo de Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAM), que fue quien contrató a la empresa Software AG, que solucione el problema. "Nosotros sólo somos usuarios", dicen. Además, piden que el sistema sea compatible con el que utiliza la red de bibliotecas de la Comunidad de Madrid, con quien han formado un consorcio recientemente. Parece que el flamante Estela tiene los días contados.

Enrique Martín Cabrera, gerente del IAM, abogó ayer también por implantar el sistema informático de la Comunidad. "Fue el anterior Gobierno quien contrató los servicios de Software AG

. Nosotros quizá fuimos un poco blandos al aceptar que se diseñara en función de las peticiones de los bibliotecarios y no de lo que realmente requería la red de bibliotecas. Visto el resultado que ha dado, creo que lo mejor es no empeñarse más en que funcione y usar un sistema compatible", explicó Martín Cabrera.

Entrada al cuartel del Conde Duque.
Entrada al cuartel del Conde Duque.RAÚL CANCIO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción