Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Acuicultura de secano

Una empresa nacida en la Universidad de Santiago se prepara para lanzar la llamada oreja del mar al mercado asiático

La vocación innovadora no es un problema en el caso de Galician Marine Aquaculture (GMA), una iniciativa que nació hace tres años en el seno de la incubadora de empresas creada por la Universidad de Santiago de Compostela. GMA está esperando a que el Plan de Acuicultura anunciado por el Gobierno gallego se haga realidad para ponerse en marcha. Por el momento, la empresa desarrolla sus investigaciones sobre la producción de oreja de mar o abalón en una nave del polígono del Tambre de Santiago, a la espera de poder trasladarse e iniciar la producción de este molusco, muy apreciado en el mercado asiático, en una planta que pretende instalarse en unos terrenos adquiridos junto a la costa del municipio coruñés de Muros.

Rosalía Mera, fundadora de Zara, es uno de los soportes financieros de GMA

No deja de resultar sorprendente que uno de los proyectos más innovadores que se ha desarrollado en Galicia en los últimos años se encuentre de momento confinado a unas cubetas instaladas en las dependencias que Uninova, la incubadora de empresas de la Universidad compostelana, mantiene junto a las instalaciones de Mercagalicia en Santiago. Entre el trasiego constante de camiones que cargan y descargan mercancías, los investigadores de GMA vigilan con mimo el crecimiento de los ejemplares de oreja de mar, un producto que en el mercado japonés puede alcanzar un precio de 60 euros por kilo. Este molusco de forma ovalada también es muy consumido en Chile y últimamente se ha introducido con éxito en algunos mercados de Estados Unidos.

Uno de los promotores del proyecto, Pedro Oscar Santamaría, explica que entre los logros más importantes está que la variedad autóctona de oreja de mar adquiera una pigmentación y un tamaño similar al de la especie japonesa, la más apreciada en el mercado. Además, en los últimos meses los biólogos que trabajan en GMA han conseguido desarrollar un tipo de alimento que permite adelantar el ciclo de producción del abalón. "En ocho meses hemos conseguido alcanzar el doble de crecimiento en los ejemplares respecto al que tuvimos durante el año anterior", indica Santamaría.

El mercado internacional para este producto es muy grande ya que existe un déficit de oferta de 12.000 toneladas al año. Además de Japón, existe demanda de oreja de mar en países como China, Singapur, Taiwan y Corea. El objetivo de GMA es alcanzar una producción anual de unas 300 toneladas de abalón. Actualmente sólo existen en Europa iniciativas empresariales para producir comercialmente esta especie en Irlanda y Francia.

El proyecto concebido por cuatro investigadores de la Universidad de Santiago ha podido salir adelante gracias al apoyo financiero de Rosp Corunna, la sociedad de inversión de una de las fundadoras de Zara, Rosalía Mera, y a la empresa de congelados Frigoríficos Fandiño, que cuentan con la mayoría del capital de la empresa. Fandiño actúa como socio industrial que facilitará la exportación de los productos de GMA al mercado asiático, donde ya está presente la empresa frigorífica.

José Manuel Gómez, consejero delegado de GMA, confía en que el proyecto pueda ver la luz en el segundo semestre de este año, una vez que se ponga en marcha el plan sectorial que prepara el Gobierno autónomo. A juicio de José Manuel Gómez, se trata de un proyecto "estratégico" para Galicia dado el alto componente de innovación que lleva asociado. Una vez que se inicien las obras de construcción de la planta de Muros, la empresa asegura que estaría lista para empezar a funcionar en el plazo de unos 15 meses.

"Tenemos muchas ganas de empezar porque ya llevamos tres años trabajando para conseguir las autorizaciones necesarias y hay veces en que sientes la tentación de tirar la toalla porque hay que llamar a muchas puertas y hemos tenido que reformar el proyecto en varias ocasiones", explica Gómez. "De todas formas espero que el plan de la Xunta sea pronto realidad y puedan solventarse estos problemas". El consejero delegado confía en contar con ayudas públicas para su desarrollo, dada la importancia, recuerda, que conceden los nuevos fondos europeos para el apoyo al desarrollo de la acuicultura y a los proyectos innovadores.

Inicialmente, la inversión para la puesta en marcha del proyecto ascienda a unos seis millones de euros. La planta tiene previsto instalarse en la zona de A Piela, en Muros, y se crearán unos 50 puestos de trabajo que serán cubiertos con personal procedente de esta comarca. Los promotores de GMA aspiran a que el proyecto pueda servir como embrión para crear un nuevo subsector de la acuicultura en Galicia, por eso la empresa pretende también apostar por la venta de semilla y por el asesoramiento técnico a otras firmas y cofradías de pescadores que se interesen por la producción de oreja de mar. De esta forma el proyecto de investigación desarrollado por GMA pretende convertirse en un activo importante para su futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de febrero de 2007