Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'engorde' de censos puede variar gobiernos locales y provinciales

La incorporación masiva de personas en los censos electorales, detectada hasta ahora, se localiza en municipios en los que los resultados electorales son muy ajustados y sobre los que una treintena de votos podría hacer cambiar el signo del gobierno local o, incluso, inclinar la balanza para la designación de un diputado provincial. En el caso de Cabanes, se ha detectado la adscripción al censo de 39 personas que se han empadronado en domicilios de familiares del alcalde y de otros dirigentes del PP. En las pasadas elecciones municipales, la diferencia de votos entre los partidos de izquierdas, PSPV y EU, y el PP, que finalmente obtuvo la vara de mando, fue de 72 votos. Para el concejal de Esquerra Unida, Carles Mulet, ante la previsión de un cambio de ciclo político, "el PP ha intentado, por la vía golpista, manipular el resultado electoral" en un municipio que tiene pendiente la aprobación definitiva de la mayor macrourbanización proyectada en la Comunidad Valenciana, la que se ubicará en el entorno de Mundo Ilusión y que, junto a una parte del término municipal de Oropesa, desarrollará más de 18 millones de metros cuadrados. Mulet considera que se trata de "una trama organizada por el PP provincial para controlar los pueblos pequeños y estratégicos", por lo que ha hecho un llamamiento a alcaldes y concejales para que miren "con lupa" sus censos.

En el caso de Argelita, las nuevas inscripciones en el censo han sumado otros 30 votantes en el municipio, según ha denunciado el alcalde socialista. La diferencia de votos entre el PSPV y el PP en las anteriores elecciones fue de 33 votos con lo que los nuevos censados podrían decidir el signo del futuro ayuntamiento. En este caso no hay grandes proyectos por resolver pero sí un diputado, el correspondiente al partido judicial de Llucena que, en los anteriores comicios fue a parar a las filas socialistas y que el PP insiste en recuperar para sumar apoyos para repetir la designación de su líder provincial, Carlos Fabra, como presidente de la Diputación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de febrero de 2007