Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clickair pondrá en marcha este año 25 nuevas rutas desde el aeropuerto de Barcelona

Spanair y Lufthansa prometen convertir El Prat en un centro de distribución de vuelos

Clickair, la aerolínea de bajo coste participada por Iberia, ha acelerado su plan de crecimiento en plena pugna por la nueva Terminal Sur del aeropuerto de El Prat, en la que ha solicitado alojarse, y pondrá en marcha alrededor de 25 nuevas rutas este año que incluirán destinos europeos y al norte de África. Más de la mitad son nuevas rutas, según la compañía, aunque otra parte corresponde a enlaces que Iberia deja de operar en favor de su filial. La aerolínea de bandera se basa en el tirón a Clickair y Air Nostrum para reivindicarse como líder frente a Lufthansa y Spanair, que forman parte de Star Alliance. Esta alianza anunció hace unos meses un ambicioso plan de expansión para convertir El Prat en un centro de distribución de rutas para el Sur de Europa y piden una destacada posición en la T-Sur.

Muchas de las nuevas rutas de Clickair comenzarán el 1 de abril. El aumento de revoluciones en la nueva compañía de vuelos baratos no es exclusiva de Barcelona, ya que el pasado enero anunció que prevé operar 82 vuelos diarios en el segundo trimestre del año, frente a los 22 con que inició su andadura en octubre.

Para la aerolínea, el tirón en Barcelona constituye un argumento para defender su ubicación en la futura Terminal Sur de El Prat, cuyo espacio se adjudicará a principios de abril. Antes, organizaciones empresariales y civiles catalanas celebrarán una jornada para debatir y defender el futuro de El Prat como un aeropuerto intercontinental.

Las principales competidoras en la batalla por la T-Sur son las aerolíneas de Star Alliance, que han prometido para al aeropuerto barcelonés ese gran impulso que Generalitat e instituciones catalanas llevan años reclamando. Además de un notable incremento de vuelos por parte de Spanair, responsables de Lufthansa han explicado en los últimos días que potenciarán sus vuelos a Oriente Medio y Asia a través de los distribuidores de vuelo de Europa Central.

Estos planes se han ganado la complicidad de las instituciones. Varios miembros del Gobierno catalán han apoyado abiertamente que se atiendan las peticiones de Star Alliance en la T-Sur, aunque ayer el consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, transmitió un mensaje de neutralidad y se limitó a señalar que la Generalitat apoyará a todas aquellas compañías que apuesten por Barcelona.

Aena, el ente que gestiona los aeropuertos y debe decidir el reparto de la nueva terminal, favorecerá a aquellas compañías que más impulsen el crecimiento de El Prat y más vuelos intercontinentales ofrezcan, según fuentes cercanas al organismo. Además, la dimensión de la nueva infraestructura -ocupa unas 80 veces el Camp Nou-, permite compatibilizar los intereses de las distintas compañías.

Vueling, la compañía de vuelos baratos del fondo de inversión Apax y José Manuel Lara, también ha solicitado alojarse en la T-Sur y hace unos días Air Europa confirmó que apuesta por ubicarse en la nueva terminal junto a Sky Team, la alianza de aerolíneas a la que pertenece.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de febrero de 2007