Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEGRAMA A EXTERIORES DE LA MISIÓN A GUANTÁNAMO | Los interrogatorios ilegales de la policía española

"Objetivo: no sólo entrevistar al español"

El Ministerio de Exteriores, que dirigía Ana Palacio, conoció el 29 de julio de 2002 todos los detalles de la misión policial a Guantánamo. En un telegrama enviado por los servicios diplomáticos a Exteriores se detalla el resultado de los interrogatorios que dos policías españoles hicieron a 13 detenidos en la base de Guantánamo, de los que sólo uno era español.

El PP intentó defender ayer la "misión diplomática" con el argumento de que tenía por objetivo conocer la situación del español detenido en la base militar estadounidense.

Pero el telegrama al Ministerio de Exteriores desmiente esta versión desde el inicio: "Objetivo era entrevistar no sólo a ciudadano español detenido sino también a otros. Algunos ya conocidos de policía española, que pudieran colaborar con ella en enjuiciamiento y eventual condena ciertos individuos recientemente detenidos en España por su vinculación con organización Al Qaeda".

De todos los detenidos interrogados, la policía española mostró especial interés por Lahcin Ikassrin hasta el punto de que le ofrecieron la posibilidad de volver a España si declaraba en contra de determinadas personas. El preso, según el informe policial, llegó a aceptar la oferta siempre que su declaración se hiciera en España, pero los agentes le contaron que esa posibilidad sólo estaría abierta si se comprometía oficialmente en la base de Guantánamo. La gestión no prosperó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007