Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Juicio por el mayor atentado en España | 11-M

El PSOE quiere que Acebes pida perdón "por todo lo que dijo el 11 de marzo"

Los socialistas esperan que el juicio "confirme la verdad", y el PP, que "se sepa" lo que ocurrió

El que era ministro del Interior cuando se cometieron los atentados del 11-M debería "pedir perdón a los españoles por todo lo que dijo el 11 y el 14 de marzo", dijo ayer el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, al hilo del comienzo del juicio por aquellos hechos. Por parte del PP no opinó el aludido, Ángel Acebes, sino el presidente del partido, Mariano Rajoy, que deseó que el juicio sirva para "que se sepa la verdad" de lo que pasó. Ambos coincidieron en dejar claro su respeto por el trabajo de los jueces, aunque Rajoy añadió que se trata de un asunto "ciertamente polémico".

"Va a empezar el juicio del 11-M y Acebes no ha pedido todavía perdón a los españoles por todo lo que dijo el 11 y el 14 de marzo". Con esta frase arrancó José Blanco, en Onda Cero por la mañana, la jornada política de víspera del juicio que comienza hoy en la Audiencia Nacional. Sobre el juicio en sí, Blanco dijo que "el Partido Socialista respetará su desarrollo y sus conclusiones".

"Lo más importante es que se haga justicia, que se confirme la verdad a través de una sentencia", según el líder socialista, quien no desaprovechó la oportunidad de comparar esta actitud con la del Partido Popular. "Vamos a respetar a los jueces, que no es vitorearlos cuando sus decisiones nos gustan y cubrirlos de insultos y amenazas cuando no nos gustan. Eso es lo que hacen otros, singularmente los dirigentes del Partido Popular".

Mientras Blanco deseaba que "se confirme" la verdad, Rajoy lo que quiere es que "se sepa" la verdad. Así lo dijo en un acto en el Puerto de Santa María, donde el líder popular tuvo palabras de recuerdo y respeto para todas las víctimas del brutal atentado. Rajoy espera del juicio que se llegue y se investigue hasta el final para que "se sepa la verdad", informa Ana Huguet.

Rajoy fue también preguntado por el último informe pericial del explosivo que se utilizó en los atentados, a lo que respondió con una exigencia de "claridad" para que el juicio finalmente determine qué tipo de explosivo se utilizó en la matanza. La última prueba pericial sobre los explosivos ha revelado que en todos los lugares donde se preparó y ejecutó el atentado hay restos de Goma 2 ECO, junto con otro componente. Rajoy quiere que los españoles sepan "qué ha pasado". Aunque dijo que espera la decisión de los tribunales, consideró que se trata de un asunto "ciertamente polémico".

Tan polémico que la diputada del PP Alicia Castro no necesita, como su líder, esperar a la decisión de los tribunales y considera que el informe pericial deja "claramente determinado que no se utilizó Goma 2 ECO en los trenes". Negar la presencia de este explosivo en el atentado rompe la conexión con la trama asturiana de tráfico de dinamita, por lo que es una de las claves que sustentan la teoría de la conspiración sobre los sucesos del 11-M. En declaraciones a Efe, Castro consideró probado que la Goma 2 ECO no es el explosivo del 11-M porque este tipo de dinamita "según la Guardia Civil, y consta en el sumario, no contiene nunca dinitrotolueno [el componente con el que están contaminadas todas las muestras]", haciendo suya la conclusión publicada por los medios afines a la teoría de la conspiración. Esto dio pie a Castro, que formó parte de la comisión de investigación del Congreso sobre el 11-M, para afirmar que quien diga que ése fue el explosivo utilizado pretende "confundir a la sociedad".

Según la diputada, de ninguna forma se puede deducir del informe que se utilizó ese explosivo. Y dejó muy claro dónde quería llegar: "Todas las pruebas que sustentan el sumario quedarían en entredicho y se caerían por sí mismas". En nombre del PP, se congratuló de que "por fin la investigación se hace de forma rigurosa y seria".

Desde el PP surgió ayer una tercera referencia al comienzo del juicio, por parte de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid cuando se cometieron los atroces atentados en la ciudad. En una entrevista en Telecinco, Gallardón aportó que las "peleas, discusiones e interpretaciones" sobre el 11-M olvidan que lo más importante es "estar cerca de las víctimas".

Gallardón no entró a valorar ninguna de las polémicas surgidas sobre las pruebas o la autoría de la matanza. "La ventaja de vivir en un Estado de derecho es que no le corresponde a un medio de comunicación ni a las administraciones públicas establecer un juicio sobre quiénes son los responsables, qué grado de participación tuvieron y qué reproche les debe hacer la sociedad, sino a los jueces a través de una instrucción, con ayuda de la policía", dijo Gallardón.

Otro cargo del PP, el vicepresidente segundo de la Comunidad de Madrid y consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, expresó su "fe ciega en la administración de Justicia", que en su opinión estará "a la altura de las circunstancias". Prada coincidió con Gallardón en recordar que es el momento de "estar cercano a las víctimas y al dolor", cuando se disponen a revivir aquellos hechos a través del juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007