Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confirma la condena a la empresa de un trabajador muerto por asbestosis

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia que condena a la empresa Guardian Llodio a pagar 123.000 euros a los herederos del trabajador de esa firma Miguel Macías Gómez, fallecido en julio de 2003 tras estar expuesto al amianto. El fallo rechaza el recurso presentado por la empresa, con lo que confirma las sentencias favorables a los familiares del trabajador que ya dictaron en su día el Juzgado de lo Social de Vitoria y el Tribunal Superior.

Macías trabajó en Guardian Llodio de 1959 a 1989 como oficial vidriero, controlando la máquina de estirado de vidrio vertical. En este proceso se usaban unos rodillos protegidos o cubiertos por amianto, de los que se desprendían fibras por la fricción. Según la sentencia, la empresa no facilitó medidas de protección, como mascarillas, a sus empleados, ni se realizaron reconocimientos médicos específicos relacionados con el amianto.

El trabajador contrajo la enfermedad profesional de la asbestosis, provocada por la exposición al amianto, y murió. Por ello, la sentencia condenó a Guardian a pagar 123.000 euros a su viuda y a sus cuatro hijos. La familia del afectado agradeció en un comunicado el trabajo de quienes han apoyado las diligencias llevadas a cabo para esclarecer las causas por las que Macías contrajo la asbestosis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de febrero de 2007