Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alza de precios eleva los ingresos del sector cerámico un 9% en 2006

Las empresas repercuten el alza de la energía y materias primas y mantienen la producción

Ascer, la patronal del sector cerámico, ofreció ayer "una estimación conservadora" que cifra en 4.200 millones de euros las ventas acumuladas en 2006 por la industria nacional, muy mayoritariamente concentrada en la provincia de Castellón. Los ingresos crecen un 9% respecto al ejercicio anterior. La producción en metros cuadrados, sin embargo, apenas aumenta un 1%. Pero los precios de los productos cerámicos exportados han subido una media del 7%.

Diago: "Adaptar el producto a las necesidades del cliente es la clave del futuro"

El sector azulejero superó por primera vez en 2006 la marca de ingresos que obtuvo en 2002. Fernando Diago, presidente de Ascer, calificó tales resultados como "positivos a pesar de la coyuntura". Y recordó: "La factura del gas subió un 66% en 2006, la energía eléctrica subió un 25% y algunas materias primas han crecido de forma considerable". Sobre todas, el óxido de zinc, un compuesto que se usa para esmaltar las baldosas y que también es muy utilizado en la industria del acero cuya producción se ha disparado en los últimos años ante el crecimiento de la siderurgia china. El precio del óxido de zinc subió por encima del 250% en 2006.

El círculo de la coyuntura desfavorable lo cierran "la fortaleza del euro frente al dólar" y la "creciente competencia de países emergentes", según Diago.

Sin embargo, "la industria ha crecido de forma considerable porque el mercado ha acogido bien el alza de precios", siguió el presidente de Ascer.

Las ventas en el exterior representaron una factura de 2.200 millones de euros, un 8% más que en 2005, y revelan un alza de precios media del 7% en relación con la superficie, "aunque la tipología del producto varía", recalcó Joaquín Piñón, vicepresidente de Ascer.

Las ventas en España, "el mayor consumidor de baldosas cerámica per cápita del mundo", crecieron en torno al 10%. Es imposible precisar la variación de los precios en el mercado nacional.

Estados Unidos desplazó a Francia como primer importador de la industria cerámica española en 2006 con unas compras superiores a los 191 millones de euros, un 7% más que en 2005. Destaca también el alza de un 36% de las ventas en Rusia, que desplaza a Portugal como cuarto destino de la cerámica española. Francia y el Reino Unido son el segundo y tercer cliente. Y resulta llamativo el crecimiento de las ventas en Italia, modelo de la industria española, por encima del 13%. "Una de cada cinco baldosas cerámicas que se instalan en el mundo es española", subrayó con orgullo Diago. En la Unión Europea, la cuota de mercado de la industria española es del 40%.

El presidente de Ascer y los tres vicepresidentes de la patronal del sector cerámico que le arroparon pusieron el acento en los nuevos usos de los pavimentos cerámicos, sobre todo el revestimiento de fachadas para mejorar la eficiencia energética de los edificios; en las posibilidades del diseño a la carta a través de la inyección digital; en la estrategia de comunicación conjunta bajo la marca Tile of Spain; o en el desarrollo de nuevos productos como claves de futuro de la industria cerámica. "Otros producen con menos costes, pero adaptar el producto a las necesidades del cliente es la clave del futuro", sentenció Diago.

Como botón de muestra, los responsables de Ascer destacaron las posibilidades domóticas de las baldosas cerámicas. "Estamos en un sector maduro y no sólo tenemos que hacer las cosas bien, sino mejor que los otros", alertó Enrique Cabrera, otro de los vicepresidentes de Ascer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 2007