China lanza un satélite de un sistema de localización sobre el planeta similar al GPS y al Galileo

China lanzó el pasado fin de semana el cuarto satélite de la serie Beidou, que formará parte de un nuevo sistema de localización sobre la Tierra. El artefacto fue colocado correctamente en órbita geoestacionaria (a 36 kilómetros de altura sobre el ecuador). El nuevo satélite debe permitir mejorar el todavía rudimentario sistema chino y supone un paso hacia el desarrollo de una constelación de 30 satélites del plan Compass, que sería competidor del GPS estadounidense y del Galileo que está preparando Europa. En el desarrollo de este último, que no estará listo hasta 2011 por los problemas técnicos surgidos, participa precisamente China.

El lanzamiento del nuevo Beidou se realizó con un cohete Larga Marcha 3A desde la base de Xichang, en el suroeste de China. El nuevo equipo en órbita "parece responder a un intento de aumentar el relativamente impreciso sistema basado en los tres Beidou lanzados entre 2000 y 2003", informó ayer el Financial Times.

La agencia de noticias china Xinhua informó el pasado mes de noviembre de que se lanzarían dos satélites a principios de este año del sistema de localización, que podrían así cubrir todo su territorio y parte de los países vecinos en 2008.

Compass tendría una precisión de unos 10 metros, suficiente para su principal aplicación comercial, la pesca en aguas profundas, informa Space.com. El sistema podría tener unas especificaciones similares a las de GPS y Galileo y la señal sería de libre acceso. La Unión Internacional de Telecomunicaciones tiene registrados los espacios orbitales para 36 satélites de esta constelación. China desarrolla esta estrategia tecnológica espacial paralelamente a su participación -de 200 millones de euros- en el sistema Galileo, cuyo coste asciende a unos 3.000 millones de euros y que estará integrado también por 30 satélites en su configuración operacional completa.

En su programa espacial, China ha anunciado su intención de realizar 10 lanzamientos este año con sus cohetes Larga Marcha, incluida una misión científica lunar, que colocará el satelite Change 1 en órbita allí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50