Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Reus un presunto captador de jóvenes suicidas para Al Qaeda

La policía detuvo ayer en Reus (Tarragona) a Mbark El Jaafari, presunto integrante de la red terrorista Al Qaeda y de otros grupos radicales islámicos, cuyo cometido era la captación de jóvenes dispuestos a llevar a cabo atentados suicidas en Irak y planificar acciones terroristas en Marruecos. El Jaafari, ciudadano marroquí que llevaba entre tres y cuatro años viviendo en España -al menos el último año y medio en Reus- formaba parte del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, organización relacionada con el atentado contra la Casa de España en Casablanca en 2003, en el que murieron 44 personas.

El detenido tenía la documentación en regla y trabajaba en el sector de la construcción, confirmaron fuentes oficiales. Vivía de alquiler en una humilde vivienda de un barrio de Reus, y es socio de la asociación Estrella del Desierto, que aglutina al colectivo de saharauis. El Ministerio del Interior vincula a este hombre, de entre 30 y 34 años según los vecinos, con una estructura terrorista que desde el pasado mes de mayo habría enviado a 32 kamikazes a Irak.

Según fuentes ofíciales, el detenido podría haber recibido formación militar en 2001 en alguno de los campos de entrenamiento que la cúpula de Al Qaeda dirigía en Afganistán. Sobre el ciudadano marroquí pesaba una orden internacional de detención emitida por la Administración de Marruecos.

Terroristas del Magreb

El Grupo Salafista para la Predicación y el Combate es en la actualidad la organización al frente de una estructura que aglutina a todas las organizaciones terroristas del norte de África bajo el nombre de Al Qaeda del Magreb. El Ministerio del Interior aseguró ayer que esta red está siendo desactivada "progresivamente" en Alemania y en Marruecos, donde la policía practicó varias detenciones en julio y diciembre del año pasado.

Durante la intervención policial los agentes registraron la vivienda de El Jaafari, se llevaron numerosa documentación y también su vehículo, un viejo Renault 5 blanco. Su detención tuvo lugar ayer a las 7.40, fue llevada a cabo bajo las órdenes de la Audiencia Nacional y con agentes de paisano. Varios vecinos la presenciaron. Isabel, una vecina de la calle Entença -el detenido vivía en el número 32- relató que el detenido echó a correr al advertir la presencia policial, pero los agentes lograron reducirle y esposarle, no sin que El Jaafari opusiera resistencia.

El detenido practicaba habitualmente boxeo en un gimnasio de Reus y había sido anteriormente profesor de taekwondo, según el presidente de Estrella del Desierto en Reus, Ahmed Ouharou. La empleada de un bar cercano explicó que El Jaafari "no hablaba con nadie". Vestía siempre al modo occidental y no despertó las sospechas de nadie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de febrero de 2007