EE UU rechaza facilitar al juez datos de quienes mataron a Couso

Pedraz pedirá al Poder Judicial que suspenda la reciprocidad con Washington

Estados Unidos no facilitará al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz la filiación de los tres militares estadounidenses que mataron en abril de 2003 al cámara de Tele 5 José Couso. El consejero de prensa de la Embajada en España, John Law, dijo que su país ya investigó este asunto y que el Gobierno español fue informado del resultado. Ante la ausencia de respuesta, el juez Pedraz estudia elevar esta negativa a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y también al Poder Judicial para que se suspenda el convenio de reciprocidad y colaboración judicial que existe entre España y Estados Unidos.

Más información

El juez Pedraz pidió por escrito hace 10 días a la Embajada de Estados Unidos que le facilitase oficialmente los datos de filiación -nombre, edad, domicilio de residencia...- de los tres militares acusados de matar a Couso durante la invasión de Bagdad (Irak) con un disparo de tanque. Hasta el momento, no ha habido respuesta. John Law, consejero de prensa de la Embajada de EE UU, ha explicado que la muerte de Couso "ya fue investigada". Este periódico preguntó a Law por qué no se facilitaba al juez los datos que éste había pedido. La respuesta de Law fue la siguiente: "Se hizo una investigación en 2003 y hemos dado los resultados de esa investigación a las autoridades españolas apropiadas, al Ministerio de Justicia".

"¿Y qué concluye esa investigación?".

"Que los soldados actuaron conforme a las reglas de combate operativas en la zona", apostilló.

"¿Pero se va a facilitar al juez los datos que pide?".

"Nuestra respuesta es la que le he dicho".

El juez Pedraz no sólo ha pedido por escrito la filiación de estos soldados. Uno de los funcionarios de su juzgado, el Central número 1, se puso en contacto telefónico con la Embajada el pasado miércoles para recordarle la petición que ya figura por escrito. En la tarde del miércoles, este diario habló con Law, que se limitó a dar la respuesta antes citada.

El magistrado necesita la filiación de los tres militares para poder decretar contra ellos órdenes de busca y captura internacionales. Sólo dispone de sus nombres: el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y al teniente coronel Philip de Camp.

El juez ha pedido a Interpol que les clasifique en situación de búsqueda y captura internacional. Interpol le ha contestado que no puede hacerlo hasta que se le facilite las filiaciones completas. De ahí la petición del juez a la Embajada estadounidense, de momento, sin éxito.

Preguntado por este periódico, el magistrado señaló que está estudiando la posibilidad de elevar tanto al Consejo General del Poder Judicial como a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional una propuesta tendente a suspender el convenio de colaboración y reciprocidad judicial que mantienen España y EE UU. Esta propuesta, si fuese aceptada, no es baladí. Casi constantemente llegan peticiones de jueces estadounidense a España, y particularmente a la Audiencia Nacional, solicitando colaboración.

Comisiones rogatorias

Aparte de peticiones para que se interrogue a personas relacionadas con el gran narcotráfico, últimamente han llegado decenas de comisiones rogatorias de jueces de EE UU que indagan denuncias de ciudadanos de ese país en relación con la estafa de las cartas nigerianas (los falsos premios de la lotería que se realizan desde España y otros países europeos a través de internet). Un juez de la plaza de Castilla, en Madrid, comenta: "Cuando recibimos peticiones de colegas extranjeros, muchos de ellos de EE UU, actuamos con la máxima celeridad y cordialidad. ¿Qué diría un juez americano si nos pide algo y le decimos que nuestro Gobierno ya lo ha investigado...?", se pregunta este magistrado, que ha tramitado comisiones rogatorias de EE UU.

El juez Pedraz reactivó recientemente la orden de detención internacional a efectos de extradición de los tres militares estadounidenses. La muerte de José Couso se produjo el 8 de abril de 2003. Le mataron de un disparo de tanque. El proyectil fue lanzado desde un tanque Abrams Ml contra el balcón de la habitación de su habitación, en el piso 15 del hotel Palestina, desde donde cubría informativamente la toma de Bagdad por EE UU.

La Audiencia es competente

La orden del juez Pedraz de detención contra los tres militares inculpados por la muerte de José Couso quedó sin efecto cuando la Audiencia Nacional entendió que no era competente para este caso. Sin embargo, la familia de Couso recurrió al Tribunal Supremo y éste resolvió que la Audiencia Nacional sí es competente.El juez Pedraz atribuye a estos tres militares un delito contra la comunidad internacional y otro de asesinato. Couso tenía la consideración de personal civil protegido por el Convenio de Ginebra de 1949. La orden de detención impedirá a estos militares viajar libremente por el mundo. El general Pinochet estuvo retenido en Londres fruto de una orden dictada por el juez Garzón.Estados Unidos, que no reconoce a la Corte Penal Internacional, no suele extraditar a sus ciudadanos. En ocasiones ha negociado su impunidad antes de ir a un conflicto bélico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50