Un alcalde del PNV se declara "objetor" al impuesto sobre los pisos vacíos

La oposición a la pretensión del Departamento de Vivienda, en manos de Ezker Batua (EB), de imponer un canon de nueve euros diarios a los dueños de pisos vacíos comienza a cobrar entidad. El alcalde de Galdakao, Joseba Escribano, del PNV, se declaró ayer "objetor" a lo que considera un "disparate" del consejero de Vivienda y de su viceconsejero, Javier Madrazo y Javier Dean, respectivamente. Galdakao es una de las localidades más importantes de Vizcaya y cuenta con casi 30.000 vecinos.

Ésta es la primera vez que un alcalde se pronuncia de una forma tan tajante y crítica contra el impuesto. Con anterioridad, otros regidores, como el de Vitoria, el popular Alfonso Alonso, habían mostrado su escepticismo sobre la propuesta, pero no se habían declarado poco menos que insumisos a la misma, lo que ahora hace el primer edil vizcaíno.

En una carta abierta remitida a este periódico, Escribano hace público un sentimiento larvado entre muchos alcaldes nacionalistas y que el propio presidente del PNV, Josu Jon Imaz, alentó la semana pasada al tachar de "demagógica" la intención de gravar los pisos vacíos mientras no se defina jurídicamente qué es una vivienda deshabitada. Eudel, la asociación que reúne a todos los municipios vascos, no se ha pronunciado por ahora de manera oficial. El rechazo del PNV hace prever serias dificultades para que el proyecto prospere una vez que sea aprobado por el Gobierno y recale en el Parlamento.

"Vasallos" municipales

Según Escribano, es "lamentable" que el departamento se "invente" un canon de "dudosa legalidad", que será anulado "por el sentido común y la realidad social, por ser incompetente en toda su afección". Citando directamente a Madrazo y Dean, el alcalde les espeta: "Los vascos tenemos una Ley de Territorios Históricos que ustedes se la pasan por el forro. Desprecian la autonomía municipal desde el púlpito del que predican y quieren utilizan a los ayuntamientos como vasallos suyos".

Y agrega: "Nos piden, primero, que inspeccionemos; luego, que cobremos, y, por último, que les demos a ustedes el dinero para que sigan entretenidos con su juguete". Escribano les pregunta: "¿Qué es una vivienda vacía? ¿Y los que hereden una vivienda pagada con el sudor y lágrimas de sus padres? ¿Éste es su ideario comunista? ¿Lo mío es para mí y lo de los demás para todos?".

En el mismo, el primer edil inquiere de dónde van a sacar los ayuntamientos personal suficiente para gestionar este tipo de "ocurrencias" y a renglón seguido se respondeo: "¡Ah, ya lo sé! De la supuesta recaudación ¡Pues no! No en el pueblo donde yo soy alcalde. Me declaro objetor de sus disparates". Finalmente, el regidor propone a Vivienda que transfiera a los municipios el dinero que tiene para que puedan ayudar a sus vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50