Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña llevará al Constitucional el decreto del castellano en primaria

La Generalitat no rechaza dar más español, pero cree que la norma invade sus competencias

Choque jurídico entre el Gobierno central y el catalán: la constitucionalidad del decreto estatal de primaria se dirimirá en los tribunales. El presidente catalán, José Montilla, anunció ayer que lo recurrirá al Tribunal Constitucional. El decreto fija, entre otros aspectos, un mínimo de tres horas de castellano por semana en primaria para toda España y no permite que Cataluña deje de impartir una de esas horas semanales en castellano como hasta ahora. Esta comunidad incluye esa hora en Estructuras Lingüísticas Comunes, pero casi todos los colegios la imparten íntegra en catalán.

En el recurso al Constitucional, Cataluña no entra a cuestionar esta exigencia sino que afirma directamente que el Ministerio de Educación invade las competencias que le da el Estatuto, asegura que el decreto regula el contenido de las materias con exceso de detalle y lo tacha de "reglamentista", sobre todo, en "la organización de las escuelas".

Montilla aseguró que la Generalitat presentará conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional "a lo largo de las próximas dos semanas". El decreto "regula cuestiones que a nuestro entender son competencia de la Generalitat", agregó. "Ha habido un esfuerzo" de aproximación pero hay cuestiones en las que nuestras demandas no han sido atendidas", dijo el presidente catalán. Fuentes de la Presidencia de la Generalitat dijeron que los puntos en litigio que se denunciarán al Constitucional se refieren al tiempo de lectura, las funciones de las tutorías, el reglamento sobre los estudiantes que se incorporan con el curso empezado y sobre los superdotados.

En la misma línea, el consejero de Educación, el socialista Ernest Maragall, afirmó: "Nadie ha discutido sobre el castellano, pero el decreto invade las competencias de la Generalitat. El modelo de inmersión lingüística en catalán se mantendrá en la escuela y daremos flexibilidad a los centros para que se puedan adecuar a sus necesidades". El recurso al Constitucional no paralizará la aplicación del decreto a partir del próximo curso.

El recurso del Gobierno catalán al central pone fin a intensas negociaciones en busca de una salida pactada. El Ministerio de Educación afirma que su decreto no invade competencias ajenas. Fuentes del ministerio insistieron ayer en que en adelante no se podrá restar la clase de estructuras lingüísticas comunes (de castellano y catalán) de las horas de castellano como hacen ahora la mayor parte de las escuelas catalanas.

Las fuentes consultadas del ministerio aseguraron, además, que el nuevo decreto otorga más margen que los anteriores a las autonomías con dos lenguas oficiales para que dediquen el 10% extra de contenido (previsto respecto a las que tienen una sola lengua) a materias de cualquier área, siempre que se enseñen en castellano. Hasta ahora sólo podían hacerlo en las dos áreas lingüísticas (castellano e inglés). El Gobierno central establece el 55% del currículo (las horas y contenidos) para las comunidades con dos lenguas oficiales y el 65%, para las que tienen una.

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, afirmó ayer que el conflicto positivo de competencias que anunció la Generalitat "no tiene fundamento" porque "no invade competencias". Cabrera añadió: "Tanto el requerimiento como el recurso anunciado por la Generalitat tienen bastante poco que ver con la tercera hora de castellano", informa Efe.

En adelante, la Generalitat permitirá que las escuelas sigan impartiendo dos horas semanales de castellano y estructuras lingüísticas en catalán, pero los centros que lo hagan deberán impartir en otra materia la otra hora mínima que les falta de castellano para cumplir el decreto estatal. La Generalitat afirma que su meta es llegar al trilingüismo en las escuelas. Para ello, potenciará el inglés. No sólo para que se empiece a estudiar desde los 6 años como dice la ley estatal sino para que los alumnos puedan recibir asignaturas en inglés.

El Gobierno catalán obtuvo ayer en el Parlamento catalán el respaldo de los tres grupos del tripartito y del de CiU para presentar el recurso. El plenario aprobó una moción para apoyar recurrir al Constitucional.

Desde la oposición, el líder de CiU, Artur Mas, exigió que este "decreto no se aplique en las escuelas catalanas". Mas aclaró inmediatamente sus palabras: "No decimos que no se acate, sino que no se aplique. La Generalitat tiene mecanismos jurídicos para responder, plantar cara con energía y para aplicar normas propias en Cataluña como la elaboración inmediata de una ley de Educación". PP y Cuitadans, en cambio, defienden que se aumenten directamente las clases de castellano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 2007