"El crecimiento traerá más servicios", dicen los vecinos

Los vecinos no ven ningún problema en la construcción de los futuros 3.000 chalés en Fresno del Torote-Serracines. "Está bien que crezca el pueblo así habrá más servicios", dice Marcial Gómez, un jubilado de 67.

Tanto él, como sus compañeros de paseo, Juan Díaz, de 66 años, y Salomé Gómez, también de 66, están convencidos de que los nuevos habitantes del pueblo traerán un servicio de Policía, más frecuencia de autobuses y "una mejor asistencia sanitaria". "El único problema es que se puede perder un poco lo que es el pueblo", dice Juan, pero Marcial da por buena esa pérdida por los beneficios de los servicios. "Seguramente haya más atascos y problemas de tráfico", dice Salomé. Estos jubilados resumen el sentir general del municipio.

Los jóvenes consultados no andan muy lejos de las opiniones de sus mayores. Dos parejas apuran un cigarro en las escalerillas de un comercio. "Creo que es mucho mejor que crezca el pueblo porque habrá más chicas", dice uno de ellos que no quiere dar su nombre. Laura Tejada, de 20 años, abunda en el asunto de la Policía. "Al venir más gente, seguro que ponen agentes por la noche. Va a ser mejor para todos, ya que el ambulatorio va a tener más días de actividad".

"Se vive con tranquilidad"

La nota discordante la da Juan Vega, de 21 años. "Yo no quiero que crezca tanto. Aquí se vive con tranquilidad y me gusta que sea así. Además, yo tengo novia y no me hace falta que vengan más chicas", sentencia. Otra joven permanece sentada y asiente con la cabeza las intervenciones de sus amigos hasta que reprocha la petición de policías de su compañera. "Lo que te ocurre es que tienes miedo a los asaltos a los chalés", comenta en tono jocoso.

Por su parte, el regidor ya prepara los trámites para desarrollar la normativa urbanística. Ha enviado recientemente una carta a los propietarios de los terrenos, informándoles de las obligaciones medioambientales que contraen con la aprobación del PGOU. El programa medioambiental para potenciar las poblaciones de animales de la ZEPA ha de presentarse en la Consejería de Medio Ambiente tres meses después de la aprobación del PGOU.

Los propietarios de los terrenos de los seis sectores recalificados habrán de elaborar un Plan Especial para la Ribera del Torote, que debe estar redactado antes de aprobar los proyectos de urbanización. Además, se harán dos censos anuales, uno en época de cría y otro fuera de éste, de las especies faunísticas de la ZEPA durante esos 15 años. A esto se suma un informe anual de seguimiento y control del Programa de Vigilancia Ambiental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 2007.