La Comunidad da luz verde a un campo de golf de un millón de metros en Serranillos

La alcaldesa dijo en 2004 que el consumo de agua era ya un 300% más que la media nacional

No más de 4.000 habitantes y un campo de golf de un millón de metros cuadrados. La localidad de Serranillos del Valle, 32 kilómetros al oeste de la capital, prepara la construcción de una instalación de 18 hoyos después de que el Gobierno regional diese luz verde el pasado 26 de octubre a su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que prevé construir 1.430 nuevas viviendas. Su alcaldesa, Olga Fernández, del PP, garantiza que se regará con agua reciclada. Ella misma informó en el pleno del Ayuntamiento que el consumo de agua de la localidad era un 300% superior a la media nacional.

Más información

El lema "ponga un campo de golf en su villa" se ha convertido en signo de distinción en los últimos tiempos. El último municipio que ha entrado en este selecto y exclusivo club es Serranillos del Valle, situado al oeste de Madrid, en la frontera con Castilla-La Mancha, y con una población de 4.000 habitantes.

Gracias a que su plan general ha sido aprobado por la Comunidad de Madrid, presidida por Esperanza Aguirre, tiene el camino expedito para construir un campo de golf de 100 hectáreas. Es decir, la extensión de 100 veces el estadio Santiago Bernabéu.

Serranillos es una de las cinco localidades de la región que ha tenido el privilegio de ver aprobado su plan general. Las otras son Rivas-Vaciamadrid (IU), Fresno del Torote (gobernada por un partido independiente), Valdemoro (PP) y Casarrubuelos (IU). A finales de julio la Consejería de Infraestructuras y Transportes daba el visto bueno al plan y el pasado 26 de octubre, el Consejo de Gobierno rubricaba el trámite. Eso sí, sin mucha publicidad.

"Está previsto que se construyan 1.430 viviendas de las que la mitad tendrán algún tipo de protección", asegura la alcaldesa Olga Fernández (PP). El plan recalifica 2.294.568 metros cuadrados de suelo rústico, de los que 1.116.000 será para residencial y 1.178.0000 para industrial y desarrollos terciarios.

Será en este último terreno donde se construirá el campo de golf de un millón de metros cuadrados, según confirmó la propia alcaldesa. "Se trata de un complejo con 18 hoyos y nueve de prácticas". No tendrá viviendas "sólo un pequeño hotel", aseguró la regidora que aclaró que hará las veces de club y que está calificado de suelo "dotacional terciario". El futuro campo se regará con agua reciclada de una depuradora que tiene al lado. Uno de los motivos por los que no se puede construir en el entorno es que está rodeado de una zona protegida por su especial relevancia arqueológica. "No se le va a poder dar un uso residencial nunca", justifica Fernández.

Respecto a la gestión, la alcaldesa aún no sabe si el campo de golf será municipal o tendrá una gestión mixta (pública y privada). "Hay que poner de acuerdo a los propietarios, pero lo que sí tenemos claro es que no será totalmente privado", puntualizó.

En 2004 la alcaldesa dio a conocer al pleno del Ayuntamiento un informe del técnico municipal de Medio Ambiente en el que se decía que el consumo de agua del municipio era un 300% superior a la media de España. Ahora, la regidora recalca que no hay problemas ambientales, pues ha pasado todos los trámites administrativos "sin ningún problema" y sin que la Consejería de Medio Ambiente le haya puesto ningún pero. Desde la Consejería confirman este extremo.

En la región, están construidos unos 30 campos de golf, según un portavoz de la Consejería, que agrega que en Cataluña hay 42, en Andalucía 89... Respecto a los que se están pensando construir, Medio Ambiente está elaborando en la actualidad la declaración de impacto ambiental de tres posibles instalaciones en Getafe (PSOE), Las Rozas (PP) y Aldea del Fresno (PSOE). "Como el preceptivo informe ambiental está en trámite, todavía no se sabe si los citados campos son o no viables medioambientalmente", asegura un portavoz. Es decir, que no es seguro que se autorice su construcción. Por otra parte, también está en elaboración una declaración de impacto ambiental sobre el campo que ya existe en Boadilla del Monte (PP) y que se quiere ampliar. Este proyecto está en el mismo punto que los anteriores.

La Consejería reconoce que sólo tres de los 30 campos de golf de la región se riegan con agua reciclada y el resto tiran de pozo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50