El asesino del periodista armenio asegura que lo mató porque difamaba a los turcos

El sospechoso, de 17 años, fue detenido al identificarle su padre en una grabación callejera

Agencias

Un joven turco de 17 años, aparentemente ultranacionalista, confesó ayer ser el autor del asesinato el pasado viernes del periodista armenio-turco Hrant Dink, de 52 años. El presunto asesino, Ogun Samast, fue detenido el sábado por la noche cuando viajaba en un autobús en Samsun, ciudad portuaria del mar Negro, después de ser identificado por su padre en unas imágenes grabadas cerca del lugar del crimen, en Estambul. En el momento de ser detenido portaba una pistola, al parecer la misma con la que asesinó a Dink. Confesó haberlo asesinado por difamar a los turcos.

En primeras declaraciones a la policía, Samast afirmó que decidió asesinar al director del semanario bilingüe turco-armenio Agos porque había leído en Internet que difamaba a los turcos. "Me acerqué a un metro de distancia por detrás y le disparé, no me arrepiento", confesó Samast. El joven -de quien en un primer momento se dijo que era armenio, origen que después fue desmentido- vivía en la ciudad de Trabzon. Sus familiares expresaron dudas de que él solo fuera capaz de cometer semejante crimen por cuenta propia.

El presunto asesino había abandonado sus estudios y no tenía trabajo. La policía detuvo en la ciudad de Trabzon a seis sospechosos, cuatro de los cuales fueron trasladados a Estambul para ser interrogados. Uno de ellos fue identificado como Yasin Hayal, amigo de Ogun Samast, que había pasado 11 meses en la cárcel en 2004 por poner una bomba en un restaurante McDonald.

Algunos comentaristas turcos recuerdan que Trabzon, la ciudad de donde procede el asesino, ha sido escenario de varias actividades ultraderechistas y asesinatos en los últimos años. En febrero de 2006, un joven de 16 años mató a tiros a un sacerdote católico italiano en una iglesia de la ciudad.

El joven Ogun Samast frecuentaba cafés de Internet y declaró haber leído allí una entrevista con Dink en la que éste aseguraba: "Soy de Turquía, pero la sangre turca es sucia". Por ello decidió matar al director del periódico Agos, comprometido con la minoría armenia en Turquía, y que el año pasado fue condenado a una pena condicional de seis meses por haber calificado abiertamente de genocidio las matanzas de armenios en 1915, bajo el Imperio Otomano.

La secretaria del periodista asesinado dijo que el joven Ogun había solicitado reunirse con Dink la mañana del viernes, antes de su asesinato. Tras rechazar su petición, según la secretaria, el joven estuvo deambulando cerca de las oficinas del semanario.

Un amigo de Dink, el redactor del semanario Aydin Engin, expresó sus dudas sobre las perspectivas de poder esclarecer quiénes son los autores del crimen; y se mostró convencido de que una organización está detrás. Engin advirtió de que no basta con que se haya detenido al autor del crimen. "Antes mataron a otros periodistas e intelectuales; en algunos casos se detuvieron a los autores, en otros ni siquiera fue posible". El abogado de Dink reveló que éste recibía constantes amenazas de muerte desde hace dos años, incluso del conocido mafioso Veli Küçük. El gobernador de Estambul, Muamer Güler, admitió que el periodista turco-armenio había comunicado estos hechos a las autoridades, aunque negó que hubiese solicitado protección policial.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan dijo que las balas disparadas contra Dink fueron también "contra todos los turcos como nación, su unidad, su paz y estabilidad y la libertad de pensamiento y democracia", y el domingo se mostró satisfecho de que el autor del crimen haya sido detenido tan rápidamente.

Los funerales del periodista asesinado se celebrarán mañana martes en la iglesia de Meryemana, de Estambul, y un cortejo fúnebre saldrá de la redacción del semanario Agos. Posteriormente, el cadáver de Dink será enterrado en el Cementerio Armenio de Balikli, en el barrio de Kumkapi, de Estambul.

El turco Ogun Samast, escoltado por dos policías ayer en Samsun.
El turco Ogun Samast, escoltado por dos policías ayer en Samsun.AP
La policía turca ha detenido al principal sospechoso del asesinato del periodista Hrant DinkATLAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50