Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Málaga no ve incompatibilidad en los cursos impartidos por el jefe de la Policía Local

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Antonio Cordero, defendió ayer la actuación del jefe de la Policía Local, Pascual Sánchez-Bayton, quien el pasado verano impartió unos cursos de formación promovidos por el Ayuntamiento de Coín. "No se puede privar a ningún funcionario de la necesaria formación continuada", afirmó Cordero, quien sostuvo que "nunca se ha dado el caso" de que Sánchez-Bayton no haya respondido a una solicitud del gobierno municipal.

Cordero compareció ayer en una comisión para informar sobre la polémica surgida con los cursos promovidos por el jefe de la policía y para analizar si Sánchez-Bayton ha recibido trato de favor para aspirar al cargo de superintendente. El edil de Seguridad insistió en que todos los miembros de la policía de Málaga "actúan siempre conforme a la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas". Y, según recordó Cordero, esta ley saca fuera del régimen de incompatibilidades "la dirección de seminarios o el dictado de cursos o conferencias en centros oficiales destinados a la formación de funcionarios o profesorado, cuando no tengan carácter habitual".

El concejal aseguró además, que no han existido "ni dietas ni uso de coche oficial para una actividad privada" y que el jefe de la policía "no tiene ningún complemento de productividad por su dedicación". Respecto al supuesto trato de favor, Cordero señaló que el tribunal de la oposición es el órgano competente "para valorar y determinar en su momento qué puntuación le corresponde a los concurrentes a la plaza por sus méritos". Según el edil, "el proceso se realizará de acuerdo con las pautas de rigor, profesionalidad, transparencia y seriedad habituales".

Las explicaciones de Cordero no convencieron, sin embargo, al PSOE. El edil socialista Rafael Granados aseguró sentirse "sorprendido y decepcionado" con el grado de "desconocimiento" que, a su juicio, demuestra tener el concejal de Seguridad. "Nos hemos llevado una decepción en el sentido de que no se nos ha contestado prácticamente a ninguna de las preguntas que hemos formulado", señaló Granados a la salida de la comisión en la que se analizó el caso. El edil socialista aseguró que a Cordero se le había preguntado si sabía que el jefe de la policía estaba impartiendo los cursos de Coín en representación de la Asociación Internacional de Policías (IPA). La respuesta del concejal de Seguridad, según Granados, siempre fue "el silencio o el no conocer el tema".

"Nos preocupa mucho que con cierta frecuencia el Área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga se vea en entredicho", apuntó el edil del PSOE, al tiempo que señaló que "hubiera correspondido que él, como concejal del área, informara sobre este asunto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2007