Nadal dice que las obras del AVE no se pararán por las grietas del El Prat

Los vecinos y el Ayuntamiento critican a Adif por "su falta de sensibilidad"

Defensa cerrada del trazado del AVE por el centro de Barcelona y de la inoportunidad de parar las obras por las grietas detectadas en El Prat cerca de la nueva vía. Para Joaquim Nadal, consejero de Política Territorial, lo necesario es garantizar la seguridad de las obras y exigir a Adif máximo rigor. Para Xavier Casas, primer teniente de alcalde de Barcelona, la ciudad se juega su futuro ferroviario. Mientras, en El Prat se contabilizan 30 denuncias por las grietas.

Joaquim Nadal consideró ayer que no es necesario detener las obras del AVE a su paso por El Prat de Llobregat, "dada la situación de hoy" y a la vista de los informes que han llevado a cabo los técnicos sobre el estado de las grietas que han aparecido en diversas viviendas de esta localidad. No obstante, señaló que lo prioritario debe ser ofrecer "todas las garantías de seguridad" a los ciudadanos, de manera que "si pasaran cosas nuevas" cabría la posibilidad de parar las obras.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Nadal manifestó que Adif -la empresa pública dependiente de Fomento que se encarga de llevar a cabo las obras del AVE- debería "responder" a las peticiones de los vecinos y reparar las grietas, aunque todavía no se sepa con exactitud cuál es su origen. Asimismo, consideró que el Ministerio de Fomento debería haber reaccionado antes, ya que si, "a la primera fisura" se hubiera reunido con el Ayuntamiento de El Prat para resolver la situación, "ahora no estaríamos en el punto en el que estamos", en alusión a la alarma social que ha generado este incidente.

Más trenes de cercanías

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona defendió el trazado previsto. Xavier Casas, primer teniente de alcalde, señaló que la excavación del tercer túnel de Barcelona "no sólo permitirá la llegada de la alta velocidad a la ciudad, sino que además resulta una pieza clave en la descongestión del tráfico ferroviario de toda el área metropolitana". El nuevo vial, que discurrirá bajo las calles Provença y Mallorca, también podrá absorber el tráfico de los trenes regionales de largo recorrido.

De este modo, según Casas, el segundo túnel de Barcelona, que se extiende a lo largo de la calle Aragó, se libera para ser utilizado en exclusiva por trenes de la red de cercanías o regionales de corto recorrido. Así, dicha vía podría pasar de tener una frecuencia de paso de 9 trenes por hora a 26. Por último, el túnel que cruza la plaza de Catalunya aumentaría en tres viajes la frecuencia de paso por hora, hasta alcanzar los 24 trenes.

Pero las optimistas cifras del Consistorio vuelven a chocar con los deseos de algunas asociaciones vecinales, como el colectivo AVE pel Litoral, que mantiene su exigencia de desviar el paso de la alta velocidad por el corredor de la costa. Xavier Casas replicó que "el recorrido del litoral implicaría a menos vecinos, pero habría afectados de todas formas". El socialista dijo comprender "el miedo y la inseguridad de los ciudadanos, pero se mostró decidido a excavar por el recorrido previsto. "Dedicaremos el mayor rigor técnico y el mejor personal", dijo, "pero si no se quiere este trazado, se apuesta porque no haya solución a la congestión del tráfico ferroviario", sentenció.

Por la tarde, los partidos políticos de El Prat celebraron un pleno ordinario para aprobar una declaración conjunta sobre el problema. PSC, CiU, ICV y PP manifestaron su compromiso de garantizar la seguridad de las personas por encima de los términos de ejecución de las obras. Asimismo, criticaron a Adif por "no haber mostrado más sensibilidad con los vecinos". El alcalde, Lluís Tejedor (ICV), prometió a los vecinos presentes en el pleno que la empresa revisará las grietas casa por casa; se hará cargo de la reparación y de las indemnizaciones por los daños ocasionados, y anunció la apertura de una oficina de atención al público.

Un consuelo para una ciudad en la que no se habla de otra cosa. José Solanis y Montserrat Vidal viven en el número 24 de la calle Mayor. La mujer aseguró que en su casa, centenaria, nunca habían aparecido grietas. Su vecina, Montserrat Cases, compartía la misma indignación: "Hace poco se abrió un socavón delante de mi casa. Y en la cocina se han saltado todas las baldosas"

Una de las calles más afectadas de El Prat es la de Manuel Bertrand. Una enorme grieta la cruza de acera a acera. Mireia Declara vive en un inmueble de esta misma calle. Señaló que el sábado aparecieron las primeras grietas en el baño, en la cocina y en la habitación en la que duerme su hija pequeña.

En julio apareció la primera grieta en El Prat. En octubre se tuvo conocimiento de la segunda. Y a partir de las Navidades, se multiplicaron las fisuras. Joan Ribas presentó la primera denuncia el 11 de enero. Ribas relató que la madrugada del martes al miércoles el techo de su casa "temblaba" y una de las grietas que adorna la pared de su casa "no dejaba de crecer".

Otro vecino de la zona centró el grueso de sus críticas en Adif: "No están haciendo bien su trabajo porque han pasado inspectores por todas las casas, pero sólo han hecho una inspección visual".

La polémica de El Prat concitó opiniones también fuera de la clase política. El secretario del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, Josep Maria Rovira, señaló que "todavía no se ha demostrado" que haya una relación de causa-efecto entre la ejecución de las obras del AVE y las grietas. "La aparición de las fisuras no ha sido simultánea a las obras", explicó Rovira.

Dos informes

"Siempre que se realizan obras de este tipo en entornos urbanos se crea alarma. Hay que poner más sentido común. Lo que no puede ser es que en cada reunión que se hace sobre este tema cada uno diga cosas diferentes", criticó.

La Universidad Politécnica de Cataluña y la consultora Corsan Corbiam han abierto sendos informes para tratar de descubrir el origen de las grietas. Fuentes de Fomento señalaron ayer que hasta que no se publiquen los resultados de los estudios -previsiblemente a finales del próximo mes- no se iniciará la segunda fase de las obras.

La Junta Constructora del Templo de la Sagrada Familia advirtió ayer que construir el túnel del AVE a su paso por Barcelona cerca de los fundamentos del templo puede ocasionar "daños irreparables".

Esta información ha sido elaborada por Jaume Bauzà, Laura Clavijo y Ander Ruiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50