Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paz-Andrade deja de ser consejero delegado de Pescanova tras 30 años

Manuel Fernández de Sousa rompe el tándem histórico iniciado por sus padres

Alfonso Paz-Andrade ha optado por abandonar, a los 66 años de edad, la primera línea ejecutiva en Pescanova. El directivo vigués ha dejado de ser consejero delegado de la compañía tras 30 años en el cargo. Se rompe así un tándem histórico iniciado hace más de cincuenta años por Valentín Paz Andrade y José Fernández, a quienes sucedieron sus hijos Alfonso y Manuel, respectivamente. Otra gran compañía gallega, Rodman Polyships, también ha cambiado de jefe: el catalán Andrés Cárdenas sustituye al hasta ahora director general, Francisco Rivas.

Las filiales de Pescanova en Irlanda, Mozambique y Malvinas seguirán dependiendo de Alfonso Paz-Andrade, aunque la compañía ya ha iniciado la búsqueda de un nuevo consejero delegado. El directivo e histórico accionista de Pescanova -posee un 5% de las acciones- continúa figurando oficialmente como consejero ejecutivo en las comunicaciones oficiales a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El último episodio que ha deteriorado las relaciones entre el presidente, Manuel Fernández de Sousa, y Paz-Andrade, fue la salida del capital del histórico socio surafricano de Pescanova, Imperial Cold Storage (ICS). Fernández compró las acciones de ICS, que posteriormente recolocó en parte para evitar superar el 25% del capital y verse obligado a lanzar una Opa por la totalidad. Tras la operación, Fernández posee el 24,15% de la empresa y Caixa Galicia el 17%.

Las diferencias de criterio también afectan a otros directivos de la multinacional viguesa, en desacuerdo con el modo en que el presidente está afrontando las inversiones de Pescanova en acuicultura.

Manuel Fernández de Sousa y Alfonso Paz-Andrade entraron, simultáneamente, en el consejo de administración de Pescanova en junio de 1977. Desde entonces fueron componiendo un tándem similar al de los fundadores de la compañía, José Fernández y Valentín Paz Andrade.

Desde hace aproximadamente diez años, Manuel Fernández asumió la presidencia ejecutiva de Pescanova, así como la labor de representación institucional de la empresa.El dúo se rompe ahora definitivamente, en el momento en que Pescanova presenta su plano más polémico, con un enfrentamiento directo con la Xunta, a la que acusa de perjudicar sus intereses en Galicia en favor de otras empresas de acuicultura.

Rodman

Francisco Rivas, hasta ahora director gerente del grupo náutico Rodman Polyships, ha decidido abandonar la empresa para iniciar una nueva etapa profesional. Rivas llevaba ocho años como primer ejecutivo de la empresa gallega y ha sido el principal actor en la modernización del grupo.

Fuentes de Rodman explicaron que Rivas presentó su dimisión hace diez días al presidente y principal accionista de la empresa, Manuel Rodríguez Vázquez. Las mismas fuentes indicaron que el ex director mantenía serias desavenenecias con su presidente en la forma de gestionar la empresa.

Con anterioridad, ya abandonó Rodman el adjunto a la presidencia, Luis Carrera, por motivos semejantes. Francisco Rivas es uno de los ejecutivos gallegos mejor considerados por la labor desarrollada en diferentes compañías, como la láctea Larsa o la sociedad de capital riesgo Vigoactivo.

Manuel Rodríguez Vázquez, propietario del 75% de las acciones de Rodman Polyships, ha decidido contratar a Ándrés Cárdenas para dirigir la empresa. Con toda probabilidad, Cárdenas ocupará el cargo de consejero delegado, asumiendo las funciones de Rivas y del hijo del propietario, Óscar Rodríguez. Fuentes de Rodman explicaron que Cárdenas es un profesional catalán con amplia experiencia en desarrollos logísticos.

Con un volumen de negocio de 150 millones de euros y una producción media de 300 barcos anuales, Rodman es una de las mayores compañías de construcción naval de capital español.

La empresa se halla en pleno proceso de venta de la totalidad de su capital. En este momento, el fondo de capital riesgo británico 3i posee el 24% del capital, un 12% en acciones y otro 12% en un crédito convertible. Rodman produce fundamentalmente yates de recreo y lanchas patrulleras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007