Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otras dos personas mueren en accidentes laborales en un trágico comienzo de año

UGT propone denunciar a la administración por su "incompetencia" ante la siniestralidad

El comienzo del año ha sido trágico en el ámbito laboral. Ayer, dos nuevos accidentes mortales. Uno en Dos Hermanas (Sevilla), donde un hombre murió y otro sufrió heridas muy graves tras una explosión de gas que les arrojó de un tanque a 10 metros de altura; y otro en Puerto Real, donde otro obrero murió aplastado por parte de una grúa. La situación llevó ayer al secretario general de UGT, Manuel Pastrana, a proponer una denuncia judicial contra la administración por su "incompetencia" para garantizar la seguridad de los trabajadores y atajar la siniestralidad laboral.

La acumulación de gases que se usan para la extracción del aceite de orujo fue, según los primeros datos facilitados por los sindicatos UGT y CC OO, la causa de la explosión tras la que ayer murió un obrero y otro resultó herido grave en la nave de Actividades Oleícolas en Dos Hermanas (Sevilla). Los dos trabajadores se encontraban soldando sobre el tanque donde se produjo la explosión, a diez metros de altura.

En Puerto Real (Cádiz), un trabajador de una empresa de avituallamiento, de 57 años, falleció ayer en el muelle de la Cabezuela después de que le cayera encima la pluma de una grúa de una tonelada y medio de peso. El operario estaba ayudando a transportar bidones de aceite para motor de tierra al barco Río Bravo. El cable de la grúa se rompió y la carga cayó sobre él. Los bomberos tuvieron que acudir avisados por la policía y el 112 para recuperar el cadáver.

La sucesión de muertes en el tajo llevó ayer a Pastrana a plantear una denuncia contra la administración en los juzgados. Explicó que su reacción responde a la "sensación de impotencia" por los siniestros, pese a la demanda "reiterada" a la Administración para la puesta en marcha de mayores medidas de seguridad "que finalmente nunca llegan", según dijo.

Afirmó que le consta la "gran preocupación" de los responsables políticos de la Junta de Andalucía en esta materia, pero dijo que esa preocupación "no se ha traducido ni en más medios de seguridad ni en más eficacia para garantizarla ni en mejores resultados ante esta sangría". "UGT tendrá finalmente que denunciar a los propios responsables políticos, además de a los empresarios que actúen de forma negligente, porque alguna responsabilidad legal deben tener quienes tienen la obligación de velar por el cumplimiento de la legislación", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007