Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán ofrece ayuda a Nicaragua frente a los "enemigos comunes"

El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad ofreció ayer al flamante Gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega apoyo "en todo lo que podamos" porque los dos países "tienen intereses, retos y enemigos comunes". Mientras comisiones técnicas de ambos países se enfrascaban en negociaciones para un convenio de cooperación que sería firmado por ambos mandatarios, Ahmadineyad hacía a Nicaragua ofertas de cooperación económica e inversiones.

"Vamos a aumentar nuestras relaciones hasta llegar a la cima de nuestras voluntades", dijo Ahmadineyad, durante una visita a Ortega en la Secretaría del Frente Sandinista de Liberación, del cual el mandatario es secretario general. "Afortunadamente, las condiciones del mundo están preparadas para el progreso", dijo el presidente iraní.

Ortega señaló que le informó sobre la situación de pobreza, hambre y desempleo de su país, considerado el más pobre del continente después de Haití y le agradeció sus ofrecimientos de ayuda financiera para mejorar la vida de los nicaragüenses. Ortega señaló que tras las revoluciones surgidas en ambos países en 1979, "hoy se reencuentran en la lucha por la justicia y la paz" y "para unir esfuerzos que contribuyen al bienestar de nuestros pueblos y la defensa de la soberanía y del progreso".

"Los dos pueblos se levantaron el mismo año contra la injusticia y la opresión", dijo Ahmadineyad, quien llamó a su anfitrión "símbolo de la justicia y de la independencia del pueblo (...) Tenemos que darnos la mano el uno al otro", dijo el mandatario iraní, quien está interesado en que el Gobierno de Ortega le respalde en su negativa a paralizar el programa nuclear de su país, al que se oponen Estados Unidos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El ministro de Exteriores nicaragüense, Samuel Santos, anunció además que Irán y Nicaragua volverán a tener sedes diplomáticas en Managua y Teherán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 2007