Reportaje:

Pasajeros 'largos' contra el bajo coste

Iberia logra ya el 12% de sus ingresos por viajeros en la clase de negocios

La intención de Iberia de apostar por los pasajeros largos para competir en un mercado de precios rabiosos ha llevado a la antigua compañía de bandera a obtener ya el 40% de sus ingresos por transporte de viajeros de los vuelos transoceánicos. Pero el plan director de la aerolínea apuesta por los clientes largos también

en prodigalidad, de modo que los pasajeros de primera clase o business aportaron ellos solos el 12% de los ingresos de esa unidad de negocio el pasado año

según explicó esta semana el director comercial de la compañía, Manuel López Colmenarejo.

Iberia apenas creció en número de pasajeros en 2006: 124.000 clientes más que el año anterior, que suponen un exiguo 0,4%. De los 27,8 millones de personas transportadas por la aerolínea, los mayores crecimientos se dieron en los vuelos de largo radio (hasta 3,87 millones, un 10,3% más) y sobre todo en los destinos de África y Oriente Próximo (un 11,6%, con 574.000).

Sigue perdiendo peso en el mercado doméstico, donde se registraron 735.000 clientes menos que el año anterior (un 4,8% menos), en coherencia con la bajada de la oferta. Donde más creció la disponibilidad de plazas fue en los vuelos de largo radio, en los que la ocupación siguió incrementándose hasta llegar al 85,6% de media en 2006, con un aumento de 2,5 puntos.

Los aviones van cargados a tope hacia Latinoamérica y Estados Unidos, y en el resto de destinos superan ya el 72%, con un aumento de cuatro puntos en el resto de zonas excepto en el mercado doméstico, donde no varía.

López Colmenarejo explica que la focalización del negocio en el medio y largo radio y la clase business seguirá dando buen resultado con crecimientos todavía de dos dígitos este año. Los ingresos unitarios han crecido un 6,2% de media y un 16,8% en el largo radio, donde los pasajeros de business aumentaron un 26% y aportan el 30% de lo obtenido por los vuelos de largo radio.

"Donde más hemos crecido ha sido en pasajeros de empresas europeas a Latinoamérica", de forma que una cuarta parte de los pasajeros en rutas europeas va o viene a países suramericanos, explica el director comercial.

En consonancia con esa estrategia, Iberia va a lanzar en mayo un vuelo diario más en Estados Unidos a Boston o Washington. Y la ruta que no se abra este año se lanzará el próximo, añade López Colmenarejo. En Suramérica, donde desde hace un mes se ha quedado sin la competencia de Air Madrid, se prevé pasar de 17 vuelos semanales a Brasil a 21, y de 7 a 10 las conexiones semanales con Centroamérica (siete a Costa Rica y tres a Guatemala y Panamá) además de incrementar las dos diarias a Buenos Aires.

También comenzará en breve plazo a operar a un destino nuevo, Rumania, que también operaba Air Madrid, con tres vuelos semanales en vez de los dos previstos inicialmente hace mes y medio.

Para esa estrategia de crecimiento Iberia espera que den frutos las "intensas negociaciones con los pilotos" para lograr un acuerdo de productividad en el nuevo convenio colectivo, si bien López Colmenarejo afirma que no es imprescindible ya que hay margen para operar los crecimientos con tripulaciones subcontratadas en virtud del pacto vigente, pasando operaciones de corto radio a largo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS