_
_
_
_
_
Crítica:TEATRO | 'Tranuites Circus'
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Lluís Llach y los trasnochadores

Sobre el mundo de los sueños y sus habitantes gira este circo ideado por Lluís Danés que parte del tema Somniem, del cantautor Lluís Llach. Los tranuites, o trasnochadores, esos seres que aprovechan la noche para deshacerse de las máscaras que visten de día y dejar volar su imaginación, podemos ser todos, viene a decirnos Llach, micrófono en mano, antes de instalarse tras el piano de cola que acompaña a los ocho músicos que tocan en directo sus temas de siempre versionados con nuevos arreglos. Y la atmósfera onírica en la que Tranuites Circus envuelve al espectador es lo más logrado del espectáculo. Su arranque es potente: los seis tranuites emergen de un edificio destartalado hecho de ventanas viejas mientras Llach nos invita a "querer lo imposible para llegar a lo posible".

Tranuites circus

Dramaturgia, espacio escénico y dirección: Lluís Danés. Letra, música e interpretación: Lluís Llach. Colaboración en la dirección de movimiento: Marta Carrasco. Intérpretes: Alberto Barrera, Ane Miren, Fura, Jorge Albuerne, Manolo Alcántara, Montse Rodríguez. Músicos: Laura Almerich, Anna Comellas, Miquel Córdoba, Jorge Cuscueta, Dani Forcada, Borja Penalba, Laly Rodríguez, Marc Prat. Vestuario: Rosa Solé. Iluminación: Joan Teixidó. Sonido: Xavi Puig, Didier Richard. Teatro Nacional de Cataluña (TNC), Sala Gran. Barcelona, 4 de enero.

A partir de ahí, las escenas se suceden siempre alrededor de la misma idea, la de huir hacia la esperanza, sea dentro de una maleta, como en el caso de la contorsionista Ane Miren, la artista más sobresaliente, o sobre unos cestos como zapatos que dificultan a una bailarina, interpretada por la trapecista Fura, el desarrollo de su danza.

Aunque la parte puramente circense de este montaje sea lo más flojo (ni las acrobacias de Alberto Barrera, ni las evoluciones aéreas de Fura, ni los ejercicios sobre la percha china de Jorge Albuerne son nada del otro mundo), Tranuites Circus consigue compensar la ausencia de espectacularidad de los ejercicios gracias al envoltorio en el que éstos se presentan, lo que en el fondo no deja de ser una manera de subrayar el mensaje de la propuesta: lo importante no es tanto el resultado como el intento en sí, esa necesidad de evasión de la realidad a pesar del riesgo y de la incertidumbre que comporta. Y así es como el montaje ofrece momentos brillantes, como los equilibrios de Manolo Alcántara al son del tema Amor particular y sus personales movimientos desmadejados.

Tranuites Circus no es tanto un espectáculo de circo al uso como la evocación de un mundo grotesco en el que el espectador queda atrapado durante algo más de una hora. Tan sugerente es el magnífico despliegue escenográfico que recrea los anhelos de estos tranuites como significativos son los temas de Llach, en cuyas letras se inspiran las acciones de los intérpretes. Así, la contorsionista consigue hacerse maleta y marchar motivada por la idea de Ítaca de Kaváfis que Llach concreta en la canción Viatge a Ítaca y aquello de "ten siempre en el corazón la idea de Ítaca, tienes que llegar, es tu destino".

Otros temas del cantautor catalán que el espectador reconoce seducido por los arreglos son Tinc un clavell per a tu, Un núvol blanc o Un himne per no guanyar. Por partes, Tranuites Circus cojea a ratos por la futilidad con la que se rellenan algunas escenas; en cambio, como un todo, logra que el público se ponga en pie al final y aplauda con ganas. El espectáculo, que puede verse en Barcelona hasta el 14 de enero, supone además la posibilidad de ver a Lluís Llach sobre el escenario después de haber anunciado su retirada del circuito comercial.La atmósfera onírica en que el montaje envuelve al público es lo más logrado

Lluís Llach y la contorsionista Ane Miren, en un ensayo de <i>Tranuites Circus.</i>
Lluís Llach y la contorsionista Ane Miren, en un ensayo de Tranuites Circus.TNC
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_