Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Benimaclet al Pla del Real

Comprar piso nuevo en un barrio u otro en una ciudad de la Comunidad Valenciana puede suponer miles de euros de ahorro. O de gasto. E incluso dentro de un mismo barrio, la elección de vivienda implica diferencias de precio pueden llegar a ser muy grandes.

En la ciudad de Valencia, por ejemplo, el precio máximo del metro cuadrado para la vivienda nueva se alcanzó el año pasado en El Pla del Real, con 5.516 euros. Esta zona de la ciudad es también una de las que tienen los precios mínimos más altos (2.672 euros por metro cuadrado) sólo superada por Ciutat Vella (2.705 euros). Por encima de los 5.000 euros el metro cuadrado como precio máximo se sitúan también Camins del Grau y Benicalap. La otra cara de esta estadística se sitúa en Benimaclet, cuyo precio máximo, 2.692 euros, está más próximo al mínimo (2.500 euros), según el informe de la Sociedad de Tasación. El distrito de Rascanya registró el metro cuadrado más económico, con 1.653 euros. En Valencia el precio medio del metro cuadrado se situó el año pasado en 2.211 euros.

En la ciudad de Alicante, la zona de la Condomina-Juan XXIII es la que registró el año pasado el metro cuadrado más caro para la vivienda nueva, con 4.689 euros. Tras ella, los precios en la zona Centro se situaron en una cifra máxima de 3.872 euros y mínima de 2.167 euros. En la ciudad de Alicante el precio medio del metro cuadrado quedó fijado en 1.874 euros.

En Castellón, por su parte, los precios máximos el año pasado se alcanzaron en Sensal, donde el metro cuadrado de un piso nuevo llegó a costar 3.630 euros. En esta zona, en cualquier caso, también se registraron en 2006 los precios mínimos más bajos tras el distrito de Universitat. En esta ciudad, las zonas de la Avenida de L'Alcora, La Salera, Lledó y Porta del Sol se encuentran también entre las que registraron precios más altos. En Castellón, el metro cuadrado costó de media 1.806 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de enero de 2007